Público
Público

Botella: "No opino de las cuestiones internas del PP"

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

La teniente alcalde y delegada de Medio Ambiente del Ayuntamiento de Madrid, Ana Botella, puso ayer la guinda al pastel de su partido al no mostrar su apoyo expreso al presidente del PP, Mariano Rajoy.

'Tengo la costumbre de no opinar de cuestiones internas de mi partido', dijo a una periodista de la Cadena Ser que quería saber si su marido, José María Aznar, respaldaba el cierre de filas que le habían hecho a Rajoy en su tierra, Valladolid.

Tras unos días en los que el PP vive revuelto ante la posibilidad de que Esperanza Aguirre presente una candidatura alternativa y perplejo ante el cruce de descalifcaciones que se vive entre los dirigentes madrileños, lo suyo habría sido que Botella pusiera fin a los comentarios demostrando su respaldo incondicional a la persona que su marido eligió como sucesor en 2003.

Su respuesta esquiva junto al silencio de Aznar, que lleva semanas en Estados Unidos impartiendo sus clases y conferencias, ha generado cierta expectación en las filas conservadoras. Mientras la mayoría se dedica a hacer alegatos a favor de Rajoy, quien le designó calla desde la derrota electoral y ella prefiere reservarse el secreto de su voto.
En cualquier caso, la mujer del ex presidente del Gobierno señaló que si tiene que decir algo ya lo hará 'en los órganos del partido'.

Valoración del Gobierno
Botella prefería hablar sobre el Gobierno de Zapatero. Tras una visita al distrito madrileño de Tetuán, señaló que el número de mujeres ministras le parece 'bien, siempre que sean las mejores', explicó a Europa Press.

Ahora lo que le parece un auténtico 'retroceso' es que Zapatero volviera a juntar Medio Ambiente con otra cartera, después de que Aznar creara un ministerio exclusivo para esta materia al llegar al gobierno en 1996 y le reprochó a los ecologistas que no se hubieran manifestado en contra.

Tampoco mostró su disconformidad con la desapareción de la cartera de Agricultura, Pesca y Alimentación. Y, sobre todo, con la continuidad de Magdalena Alvarez en el Ministerio de Fomento y la de Mariano Fernández Bermejo en el de Justicia lo que considera un 'desafío del jefe del Ejecutivo socialista a la sociedad española'.