Público
Público

Botella prosigue con el desalojo de las viviendas sociales

El Ayuntamiento de Madrid ha amenazado a una familia con quedarse “en la calle” el 26 de diciembre si no aceptan el realojo en otro barrio de Madrid. El inmueble donde reside esta familia fue puesto en venta por la inmobiliaria Feralba a t

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El Ayuntamiento de Madrid prosigue con el desalojo de los vecinos de los cinco edificios de viviendas sociales habitados por 117 familias en riesgo de exclusión social. Poco importa que Renta Corporación, empresa con la que había firmado una opción de compra por 21 millones, haya desestimado ejecutar la compra. En el día de ayer, una trabajadora social de la Empresa Municipal de Vivienda y Suelo de Madrid ha llamado al domicilio de José Luis, vecino del inmueble de la Carrera de San Francisco, para dejar un mensaje claro: O aceptan la oferta del Ayuntamiento de realojarse en el barrio de Méndez Álvaro o el 26 de diciembre estarán en la calle.

“Estamos asustados. La amenaza es dejarnos en la calle en plena Navidad. Nos están tratando como a perros. Quieren echarnos de nuestra casa a toda costa”, señala a Público José Luis, quien tras recibir la amenaza por parte de la trabajadora social ha preguntado si se trataba de un desahucio por parte de la EMVS. “No, no es un desahucio. Es el fin de un contrato”, le ha contestado la trabajadora social a José Luis, que asegura que no piensa moverse de su casa bajo ningún concepto.

José Luis y su familia viven en la Carrera de San Francisco desde hace 22 años junto a sus padres de 80 y 82 años de edad, su mujer, quien padece cáncer de mama, y su hijo, que está escolarizado en un colegio situado a apenas dos calles de su actual vivienda. “La EMVS conoce todos estos detalles pero les da igual todo. Me hablan con mucha educación, pero sin sentimiento”, reconoce José Luis.

' Nos están tratando como a perros. Quieren echarnos de nuestra casa a toda costa', denuncia este vecino

En este sentido, los vecinos han emitido un comunicado en el que denuncian que la EMVS continúa el “acosando” a los vecinos bajo la misma frase dirigida a José Luis: O aceptas nuestras condiciones o estás en la calle. Por ello, los vecinos han pedido la “inmediata dimisión” de Fermín Oslé, consejero delegado de la EMVS.

El contrato que la EMVS y la familia de José Luis tienen suscrito se revisa cada dos años. Aquí está la diferencia entre la interpretación de los vecinos y del Ayuntamiento. Los vecinos, y sus abogados, consideran que el contrato se renueva automáticamente siempre y cuando persistan las condiciones que les hicieron merecedores de un alquiler social. El Ayuntamiento, según afirma el letrado de los vecinos, Endika Zulueta, se comporta como si tuviera capacidad jurídica para modificar el contrato de manera unilateral. Este periódico ha tratado de recabar la versión del Consistorio madrileño sin éxito.

Ante esta nueva amenaza por parte del Ayuntamiento, los vecinos se reunirán en asamblea este miércoles para decidir si denuncian por vía judicial al Consistorio por “mobbing inmobiliario”. “Creíamos que tras la renuncia de Renta Corporación a efectuar la compra, las amenazas cesarían e incluso que el Ayuntamiento estaría dispuesto a pedir perdón, pero vemos que no . Esta actitud del Ayuntamiento creemos que puede constituir un delito y vamos a valorar si denunciarlos”, explica Endika Zulueta a Público.

El edificio donde reside José Luis fue anunciado la semana pasada por Feralba Inmobiliaria

El edificio donde reside José Luis y su familia, el inmueble situado en la Carrera de San Francisco, fue anunciado el pasado miércoles en un portal de internet por parte de la inmobiliaria Feralba para, poco después, desaparecer sin dejar rastro. Lo más intrigante para los vecinos es que el anuncio afirmaba que el edificio estaba libre de inquilinos remarcándolo en letras mayúsculas.

Sin embargo, hay otros datos que también llaman la atención. El precio por el que salía a la venta el inmueble, que incluye 35 viviendas, 1 local y 15 plazas de garaje, se vendía por un valor de 8.200.000. El acuerdo de Renta Corporación, empresa de la que Ignacio López del Hierro es consejero, y el Ayuntamiento de Madrid valoraba el edificio en 6,7 millones de euros, es decir, 1,5 millones menos que en su nueva valoración en Feralba Inmobiliaria.

Además, el anuncio salía publicada antes de que Renta Corporación desestimara públicamente la compra de los cinco inmuebles cuando el contrato suscrito por el Ayuntamiento y la empresa compradora establecía que el Consistorio no podía negociar con otras partes.  Pocas horas después de su publicación el anuncio desapareció de la Red. Renta Corporación en conversación telefónica con Público, se desvinculó del anuncio. El Ayuntamiento prefirió no pronunciarse al respecto.

“Nadie me ha dado orden de publicarlo y nadie me ha dicho que lo quite”, señaló a Público un representante de Feralba Inmobiliaria, que aseguró no estar en contacto con el Consistorio madrileño y haber decidido suprimir el anuncio “por voluntad propia”.

El abogado de los vecinos, Endika Zulueta, asegura que el simple hecho de publicar este anuncio puede ser constituir un delito de estafa ya que se asegura que el inmueble está libre de inquilinos, cuando realmente está ocupado por familias como la de José Luis. “Se consume una estafa mediante el desplazamiento patrimonial de un sujeto mediante el engaño”, sentencia Zulueta.