Publicado: 12.06.2014 11:11 |Actualizado: 12.06.2014 11:11

Botella vigilará el centro de Madrid con "un circuito cerrado de televisión"

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

La alcaldesa de Madrid, Ana Botella, ha confirmado este jueves que las nuevas 46 cámaras de videovigilancia estarán instaladas en el centro de la ciudad "a finales de año" después de que la solicitud municipal haya recibido el visto bueno por parte de la Delegación de Gobierno.

Botella aduce razones de seguridad para la instalación de estas nuevas cámaras, pero es indudable que a más cámaras más control, no sólo de los delincuentes sino de la gente que se manifiesta: la zona donde se instalarán las nuevas cámaras es por donde discurren el 90% de las manifestaciones en Madrid. Con las nuevas caámaras la zona bajo vigilancia comprenderá el comienzo de la calle Fuencarral, las calles Preciados, Carmen y Arenal así como Gran Vía desde Callao hasta la Plaza de España como continuación al tramo ya vigilado de Gran Vía desde la Red de San Luis a Callao. Completan esta cobertura la zona de Santo Domingo, Plaza de las Descalzas además del comienzo de la calle Princesa hasta la Plaza de los Cubos.

El coste de instalación será de aproximadamente 600.000 euros.

La alcaldesa de Madrid ha recordado a la prensa tras el Pleno extraordinario que esta propuesta del Ayuntamiento venía a atender las "reivindicaciones de los comerciantes del centro, que solicitaban estas cámaras para tener más seguridad", lo que será "bueno para el comercio" del corazón de Madrid y "para el turismo". "Con una ciudad más segura hay más turismo", ha apostillado antes de recodar que, según los índices, la capital española es la ciudad europea más segura junto con Viena.

La ampliación del número de cámaras está prevista en un principio para el centro de Madrid, que es donde existía "una mayor reivindicación por parte de los comerciantes". Meses atrás la primera edil explicó que con estas 46 cámaras más se buscaba"una ampliación de la cobertura en la zona comercial uniendo las zonas actuales para crear un amplio entorno comercial y de ocio cubierto con circuito cerrado de televisión".

El coste de instalación, con cargo al Ayuntamiento, será de aproximadamente 600.000 euros.