Público
Público

Una broma de Peces-Barba indigna a los abogados catalanes

"Igual nos habría ido mejor si nos hubiésemos quedado en 1640 con Portugal", dice el catedrático

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Se presumía una conferencia sin problemas, protagonizada por dos padres de la Constitución. Pero nunca se sabe dónde puede surgir la polémica y más ante un público heterogéneo, formado por abogados de toda España. El siglo XVII como telón de fondo y una broma mal contada y peor recibida convirtieron ayer en involuntario protagonista del X Congreso Nacional de la Abogacía, que se celebra en Cádiz, al catedrático Gregorio Peces-Barba.

El exrector de la Universidad Carlos III acababa de mostrarse 'más optimista' que el también padre de la Constitución José Pedro Pérez-Llorca, con el que compartía mesa, sobre el futuro de España. Este último había expresado su temor a que el país se fragmente, lo que entendería como un fracaso suyo, porque la Carta Magna se redactó sobre la base de España como única nación. Para centrar el debate, Peces-Barba se remontó al conde-duque de Olivares, cuando allá por 1640, se 'encontró al tiempo con el levantamiento de los catalanes' y de los portugueses. Se tomó la decisión de apostar por Catalunya, que 'celebra sus fiestas por derrotas', comentó, en referencia a la Diada, que conmemora la caída de Barcelona a manos de las tropas borbónicas en 1714. Ahí vino la primera broma.

Los 14 colegios catalanes de abogados protestan por sus palabras

'Yo siempre digo en broma añadió el catedrático que qué habría pasado si en lugar de quedarnos con Catalunya, nos hubiéramos quedado con Portugal. Igual nos habría ido mejor, aunque no, porque habríamos tenido un problema gordísino, porque nos perderíamos los encuentros entre el Real Madrid y el Barcelona'.

Y ahí, una treintena de letrados catalanes decidieron abandonar ostensiblemente el salón de actos donde se celebraba la conferencia. Peces-Barba se calló entonces y dijo: 'Dejemos salir a los que tengan que salir'.

El resto de los presentes respondió aplaudiendo, lo que contribuyó a enervar los ánimos de los que abandonaban la sala, que ya no llegaron a escuchar el último comentario del conferenciante: 'Esta vez se solucionará todo sin necesidad de bombardear Barcelona'.

Artur Mas se muestra 'preocupado' y le pide un 'desmentido rotundo'

Para llegar a esa conclusión, previamente había disertado sobre los peligros de la 'nostalgia' y había pedido que la bandera republicana, que ve exhibir a jóvenes en manifestaciones, sea sustituida por la constitucional'.

Los 14 colegios de abogados catalanes allí representados hicieron público un comunicado en el que mostraban, 'por unanimidad, su indignación'. A su juicio, 'la libertad de expresión no puede amparar la ofensa y el menosprecio', y 'no se puede incurrir en la banalización de expresiones que ofenden directamente' a los abogados catalanes.

Y el anfitrión del congreso, el presidente del Consejo General de la Abogacía Española, Carlos Carnicer, tras señalar que las manifestaciones realizadas en el cónclave 'son responsabilidad de cada ponente', dijo no compartir 'en absoluto' las realizadas por Peces-Barba y que 'no debían haberse producido nunca'.

Y ante tamaña reacción, Peces-Barba se disculpó en la cadena Ser. 'Le he explicado al jefe de los decanos que me gustaba hablar con humor, pero que, si a pesar de esta expli-cación, se sentían molestos, les pediría excusas', afirmó.

Eso sí, no pudo evitar referirse a la susceptibilidad con la que el público catalán había recibido sus comentarios y añadió: 'Háganselo mirar. Me parece que ustedes no deberían ser tan susceptibles a las bromas'.

Las palabras de Peces-Barba merecieron anoche la reprobación del president Artur Mas, que exigió un 'desmentido rotundo'. 'Me ha ofendido y me ha preocupado mucho que un padre de la Constitución haga este tipo de reflexiones dijo en una entrevista en 8TV ya que precisamente, la ley fundamental española era un punto de encuentro entre españoles, un pueblo que 40 años atrás se enfrentó en la guerra civil'.