Público
Público

Bruselas cree que la reforma tendrá "efectos inmediatos"

La Comisión Europea sostiene que reforzará la confianza en la economía española

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

La Comisión Europea se sumó ayer al coro de reacciones a la reforma constitucional. El órgano presidido por el portugués José Manuel Durão Barroso se refirió a la propuesta de Zapatero de introducir un límite al déficit en la Constitución como un paso 'positivo' y pronosticó que la medida tendrá 'efectos inmediatos' para 'reforzar' la confianza en la maltrecha economía española.

'Creemos que es una iniciativa positiva. En el caso de España, refuerza el compromiso de las autoridades para garantizar la estabilidad financiera y su compromiso con la sostenibilidad a largo plazo de las finanzas públicas', explicó el portavoz de Asuntos Económicos y Monetarios de la Comisión Europea, Amadeu Altafaj, ayer en una rueda de prensa, informa Europa Press.

El portavoz confía en que este compromiso surtirá 'efectos inmediatos en términos de reforzar la confianza' en la economía española y europea en un momento en el que los gobiernos tienen muy presente la existencia de 'riesgos de prolongar las dudas sobre la sostenibilidad a largo plazo, no sólo a corto plazo en una legislatura, sino más allá de las cuentas públicas', tal y como apuntó Altafaj.

A pesar de que las instituciones económicas de la Unión Europea han defendido en reiteradas ocasiones la soberanía de los parlamentos nacionales para debatir y autorizar los presupuestos nacionales de cada Estado, el portavoz del organismo europeo quiso aclarar que el Ejecutivo comunitario considera que 'los principios que están en la base de compromisos europeos suscritos por los estados ante sus socios europeos deberían elevarse a otra categoría', siguiendo la estela española.

Aunque Italia anunció hace unas semanas su intención de limitar el déficit por norma constitucional, la Comisión Europea no tiene 'conocimiento' de que ningún otro país de la eurozona haya asumido un compromiso similar al del Gobierno de España por el momento, según confirmó ayer el portavoz comunitario.