Público
Público

Un bus cristiano para combatir a los ateos

Una iglesia evangélica de Madrid quiere comunicar que «Cristo sí existe y que es el camino para una vida mejor»

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Los buses ateos que circularán por Barcelona en próximas fechas ya tienen competencia. Una iglesia evangélica de Madrid ha contratado publicidad en un autobús
que recorrerá el sur del área metropolitana de la capital durante la próxima semana.

El Centro Cristiano de Reunión ha sido la primera congregación religiosa en responder a la iniciativa de la Unión de Ateos y Librepensadores y Ateus de Catalunya, que anunció que contrataría dos autobuses con el lema “Probablemente Dios no existe. Deja de preocuparte y disfruta de la vida” para circular por Barcelona a partir del 12 de enero.

La réplica de esta iglesia evangélica no puede ser más rotunda. La frase “Dios sí existe. Disfruta de la vida en Cristo” podrá leerse en un autobús de la línea 493, que recorre Fuenlabrada, Leganés y Aluche, desde la próxima semana y hasta el 30 de marzo.

“Queremos comunicar al mundo que Cristo existe y que es el camino para una vida mejor”, explicó el pastor evangélico Francisco Rubiales, miembro del Centro Cristiano de Reunión. El líder de la congregación defendió su derecho a difundir sus creencias: “Todos pueden expresar libremente sus opiniones y sus derechos fundamentales, y nosotros también”.

«La única vida llena y plena»

El pastor quiso aclarar que el objetivo de su iglesia es “llegar” a todos los ciudadanos desde la misma plataforma pública que emplearán las asociaciones ateas y hacerles llegar su convencimiento y fe de que “la única vida llena, rica y plena es aquella que sigue a Jesucristo”.

Preguntada sobre esta polémica, Esperanza Aguirre, presidenta de la Comunidad de Madrid, se mantuvo al margen y manifestó que “éste es un país libre”. Las asociaciones ateístas sí quisieron opinar al respecto. Luis María González, secretario de la Federación Internacional de Ateos, encajó con resignación la noticia del autobús cristiano que, según manifestó, es una respuesta al autobús ateísta.“En otros países, como EE UU, no pasa nada cuando alguien opina sobre Dios en un ámbito público. Pero en este país el nacionalismo confesional que ampara el Estado es tan fuerte que hay mucha gente que se molesta por nuestro mensaje”, explicó.

“Son muy libres de hacer esta publicidad, pero sorprende porque es más de lo mismo. Llevan siglos defendiendo su religión y su dios”, añadió. González también indicó que el bus evangelista representa “tan sólo a unas decenas de creyentes”.

La campaña atea se iniciará el próximo lunes en Barcelona, con dos autobuses luciendo su eslogan, pero podría llegar también a  Madrid. Según anunció Publisistemas, gestora de la publicidad de los autobuses, las negociaciones ya están en marcha.