Público
Público

Un 'buscador' de las víctimas de la Guerra Civil en Catalunya

Carod-Rovira presenta una base de datos con 40.000 represaliados de ambos bandos del conflicto bélico

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El vicepresidente del Gobierno catalán, Josep Lluis Carod-Rovira, ha presentado hoy la base de datos El Coste Humano de la Guerra Civil en Catalunya que recoge, con nombres y apellidos, información de hasta 40.000 víctimas de esta contienda bélica.

Según un comunicado de vicepresidencia, con esta base de datos 'extensa' y 'completa' se dispone por primera vez de un buscador nominal de víctimas, tanto de las nacidas en la región como de cualquier otra nacionalidad, y de todos los bandos del conflicto bélico. Catalunya se suma así a otras regiones, como Galicia o Asturias, que ya cuentan con sus propias bases de datos, al igual que el Ministerio de Cultura.

Durante su presentación, Carod-Rovira ha destacado que esta base de datos es un 'verdadero servicio público' y una 'herramienta de trabajo imprescindible' porque, ha dicho, pone 'costado con costado' a todas las víctimas de la Guerra Civil. 'Este banco de datos es el primer lugar de todo el Estado donde se documenta totalmente el coste humano de la Guerra Civil en los dos bandos sin distinción', ha subrayado el vicepresidente catalán y, en este sentido, ha considerado que se trata de una herramienta que invita a hacer una 'reflexión necesaria sobre los muertos'.

El vicepresidente ha recordado que 'el primer derecho de la dignidad personal' es el derecho a la 'identidad' y con esta base de datos 'se devuelve el nombre a cada víctima'. Para Carod-Rovira, además, este proyecto 'apela' a nuestro pasado reciente para 'comprender' el presente y 'hacer frente' al futuro porque, a su juicio, 'un país sin memoria no es un país normalizado' y 'no puede edificar su futuro libre de cargas'.

Actualmente, este buscador de víctimas mortales, que ha sido impulsado por el Centro de Historia Contemporánea, incluye información de 40.000 personas, aunque se superarán las 70.000 cuando se hayan introducido todos los datos recopilados. Los datos básicos de estas víctimas son de acceso público en internet pero otros, como fotografías o las circunstancias de la muerte de una persona, están restringidos y requieren una autorización previa.

Esta base de datos supone la culminación de un proyecto que comenzó hace veinticinco años, concretamente en 1985, cuando el Centro de Historia Contemporánea impulsó esta iniciativa con el objetivo de conseguir un 'conocimiento total y cierto' de las pérdidas humanas como consecuencia 'directa o indirecta' de la Guerra Civil en Catalunya.