Público
Público

El Cabanyal, en la lista de patrimonios amenazados

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

La alcaldesa de Valencia, Rita Barberá, sufrió ayer un nuevo revés en su afán por aniquilar el barrio marinero del Cabanyal, amenazado por un plan urbanístico que prevé la demolición de 1.600 casas de alto valor histórico. La World Monuments Fund (WMF), la asociación privada de defensa patrimonial más importante del mundo, incorporó ayer El Cabanyal a su Lista Watch, un catálogo selecto de espacios singulares 'amenazados por las fuerzas de la naturaleza y el impacto del cambio social, político y económico'. En una multitudinaria rueda de prensa celebrada en el Empire State de Nueva York, miembros de WMF alertaron del 'riesgo de destrucción del tejido histórico y edificaciones consideradas Bien de Interés Cultural', así como del 'estado de abandono del barrio'.

Este reconocimiento supone un bofetón al proyecto de Barberá de ampliar la avenida de Blasco Ibáñez hasta el mar por encima del Cabanyal y a costa de centenares de edificios de estética modernista. Se trata de un plan concebido en el año 2000 y que en diciembre de 2009 fue anulado por el Ministerio de Cultura al considerarlo 'un expolio del patrimonio español'. Esta decisión fue refrendada meses más tarde por el Tribunal Constitucional y la Audiencia Nacional.

La organización critica el «estado de abandono» del barrio valenciano

Tras su inclusión en la Lista Watch, el Cabanyal compartirá vecindad con medio millar de espacios emblemáticos del planeta que también están en peligro. Algo que coloca a la alcaldesa de Valencia en la lista negra internacional de los depredadores del patrimonio. A los ojos de la WMF, derruir El Cabanyal sería igual a que Barberá enviara la excavadoras a destruir el Valle de los Reyes de Egipto, ordenara tapiar la judería de Toledo o proyectara una carretera que arrasara los templos sagrados del Machu Picchu. 'Es una llamada de atención a las autoridades valencianas, a que rectifiquen, dialoguen con los vecinos y reconozcan la enorme importancia artística e histórica del Cabanyal', explicó ayer Pablo Longoria, jefe de proyectos de WMF en España.

La noticia causó regocijo entre los vecinos que se oponen a los derribos y apuestan por la rehabilitación integral del barrio. 'Los ojos del mundo mirarán a partir de ahora con asombro la amenaza que se cierne sobre este parte de la ciudad de Valencia', aseguró Vicent Gallart, vicepresidente de la asociación de vecinos del Cabanyal, entidad que impulsó la nominación del barrio de pescadores ante la WMF. En la misma línea se pronunció Maribel Domènech, portavoz de Salvem El Cabanyal, quien anunció que remitirán en breve una carta a la alcaldesa para 'tenderle la mano, desbloquear el conflicto y diseñar entre todos un plan de rehabilitación que proteja todas las casas del Cabanyal'.

Los vecinos esperan que ahora Barberá acepte un plan de rehabilitación

La Lista Watch se inauguró en 1996 y se renueva cada dos años. Tras la cita de ayer, se incluyeron 67 espacios nuevos, dos de ellos situados en España. Se trata, además del Cabanyal, del paisaje histórico de Trujillo (Extremadura), amenazado por la construcción extensiva de paneles solares. Según Longoria, los nombramientos se producen tras una rigurosa selección por parte de un jurado de reconocido prestigio cuyos miembros, en su mayoría, trabajan para la Unesco. Durante dos años, la WMF difundirá los valores del Cabanyal entre más de mil periodistas e instará a entidades internacionales en defensa del patrimonio a que presionen al consistorio valenciano para que impida la destrucción de su antiguo barrio marinero.