Público
Público

Cae una banda de jóvenes que robaba ordenadores en institutos

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Los cuerpos de seguridad canarios han detenido a cinco jóvenes de entre 17 y 25 años y han imputado a otro de 21 años, acusados de robar equipos informáticos en tres de los centros educativos y una asociación de vecinos en el municipio de Arucas, en la isla de Gran Canaria.

Las presuntas sustracciones se han producido durante los tres últimos meses, según informó ayer en un comunicado público la Dirección General de la Policía y de la Guardia Civil de Las Palmas. Los cinco detenidos están acusados de ser autores y receptores de los cuatro robos cometidos en los últimos tres meses.

Institutos y una asociación

Algunos de los lugares en los que presuntamente cometieron los robos fueron el Instituto de Educación Secundaria Domingo Rivero, el colegio Juan Zamora y la asociación de vecinos del barrio de San Patricio, según detallaron fuentes del instituto armado.

La banda desarticulada se dedicaba a sustraer material informático que usaban profesores y alumnos de los centros para después revenderlo en el mercado negro. Los delincuentes también causaron diversos actos vandálicos, como pintadas en las paredes e importantes destrozos y daños en mobiliario e instalaciones.

El último de los robos tuvo lugar el 31 de marzo en el Instituto de Enseñanza Secundaria Domingo Rivero. En éste (un centro en el que ya habían realizado ataques en ocasiones anteriores) sustrajeron 19 ordenadores y causaron daños materiales en su última visita.

Tras percatarse de la falta de los equipos, el centro realizó un estudio para cuantificar los pérdidas económicas presuntamente producidas por los jóvenes. La suma total ascendió hasta los 20.000 euros.

Los registros posteriores practicados en los domicilios de los detenidos han permitido recuperar 12 ordenadores del citado instituto, además de otras 13 torres, 11 pantallas planas, varios teclados y cableado informático.

Los detenidos tienen un amplio historial delictivo, que se inició cuando eran menores de edad. Los agentes continúan buscando el resto de equipos informáticos que no se encontraron, junto a las personas que pudieron adquirirlos.