Público
Público

Cae una red acusada de realizar contratos falsos a inmigrantes

Los extranjeros pagaban entre 1.000 y 1.800 euros para regularizar su situación

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

La Brigada de Extranjería de la Comisaría Provincial de Huelva ha detenido a los responsables de una red organizada que sólo en el último año podría haber realizado 250 contratos falsos de trabajo a extranjeros que querían regularizar su situación en España.

Según ha explicado la Policía, los inmigrantes, debido a su estado de necesidad, 'no dudaban en pagar por los mismos cantidades de dinero que oscilaban entre los 1.000 y los 1.800 euros' a cambio de los contratos.

En las 17 provincias distintas en las que se firmaron los contratos, finalmente la mayoría de los extranjeros no sólo no obtenía sus papeles, debido a que la empresa no podía asegurarles el trabajo durante todo el año, sino que tampoco recuperaban su dinero.

Pese a todo, algunos de los afectados no se han atrevido a denunciar, por temor a ser expulsados del país. Algunos de los que sí dieron el paso, han confesado además 'haber trabajado para la empresa de manera ilegal, a cambio únicamente de alimentos'.

Los detenidos, que ya se encuentran en libertad con cargos, son una madre y un hijo de 63 y 37 años, respectivamente, y dos individuos más a los que se les acusa de colaboradores. Las detenciones se han producido en Huelva, Marbella (Málaga) y Algeciras (Cádiz), donde uno de ellos fue detenido cuando intentaba abandonar el país tras tener conocimiento de que la Policía le estaba buscando.

Los responsables de la organización son propietarios de una conocida explotación fresera en Palos de la Frontera (Huelva). Según ha informado la Subdelegación del Gobierno en un comunicado, en sus oficinas se centralizaban las operaciones y se dotaba con una comisión a los empleados por cada persona que conseguían captar.