Público
Público

Las cajas, próxima encrucijada de Rajoy

Deberá afrontar la presión de sus 'barones' autonómicos

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

En el PP no quieren apoyar 'circos' como la foto de la firma del Gobierno con la patronal y los sindicatos, pero tienen 'predisposición positiva' a respaldar el pacto social. Aunque algunos dirigentes no descartan que su partido se abstenga porque este acuerdo supone 'un nuevo recorte de derechos', todo parece indicar que los conservadores le darán el visto bueno durante el trámite parlamentario.

Pero con el tema de las cajas, Mariano Rajoy se puede encontrar en una encrucijada. Él siempre se ha jactado de respaldar al Ejecutivo socialista en todas las medidas que este ha puesto en marcha para apoyar al sistema financiero. El 20 de octubre de 2008, el PP votó a favor de dos decretos leyes, uno para la adquisición de activos y otro para la concesión de avales. En julio de 2009 dio su visto bueno al Fondo de Reestructuración Bancaria (FROB) y en julio de 2010 bendijo la Ley de Cajas.

Feijóo cree que Rajoy apoyará su oposición a los planes del Ejecutivo

Pero habrá que ver qué hace ahora que el Gobierno quiere obligar a las entidades a recapitalizarse para fortalecer el sistema. El Ejecutivo será particularmente exigente con las cajas, a las que en la práctica obligará a convertirse en bancos y a recapitalizarse, bien en los mercados privados o bien a través del FROB.

La transformación en bancos, por la vía de la privatización o de la nacionalización, obligará a las cajas a modificar sus órganos directivos. Con ello, previsiblemente, la presencia de cargos públicos será menor y los barones autonómicos que ven cómo peligran sus únicas instituciones financieras propias perderán buena parte del control.

Algunos, como el presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, ya ha dado muestras de su disgusto porque Novacaixagalicia -fusión de Caixanova y Caixa Galicia- lo tiene muy complicado para responder a los nuevos requisitos de solvencia que marcará el Ministerio de Economía.

El PP ha respaldado las medidas para estabilizar el sistema financiero

A Feijóo no le conviene que Rajoy se pronuncie a favor de la bancarización de las cajas. Por eso, hace unos días el líder gallego adelantó acontecimientos y dijo que la dirección nacional de su partido respalda su oposición a los planes del Gobierno.

Mariano Rajoy tan sólo ha dicho, en una entrevista a en Antena 3, que le preocupa que se quiera 'hacer otra reforma más' porque se puede transmitir la sensación exterior de que no se sabe qué hacer'. Su antecesor en el cargo, José María Aznar, fue mucho más allá y reclamó la 'privatización completa' de las cajas para 'el saneamiento general del sistema'.

Preguntado al día siguiente por esta propuesta, el Gobierno valenciano de Francisco Camps mostró su 'respeto' por la opinión del expresidente del Gobierno, pero apuntó que se trataba de una más dentro del debate que se ha generado.

El líder conservador presume de su independencia a la hora de decidir

También el presidente de Caja Madrid, Rodrigo Rato, se pronunció al respecto. El exvicepresidente del Gobierno con Aznar lamentó el endurecimiento de las exigencias de capital que se van a imponer a las cajas y de la diferencia de trato en relación a los bancos. Ante la queja generalizada de estas, la ministra de Economía y Hacienda, Elena Salgado, ya ha anunciado su disposición a rebajar la horquilla de core capital, situada entre el 9% y el 9,5%.

Rajoy tiene la última palabra y se podrá comprobar si, en este caso, es tan independiente como presume.