Público
Público

Caldera arranca el motor de la fábrica de ideas del PSOE

El ex ministro asienta las bases del futuro centro de pensamiento de Zapatero

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

“Jesús Caldera va a pilotar la creación de una gran fundación del PSOE para convertirse en un gran laboratorio de ideas, un gran think tank”. La orden era clara, meridiana. El presidente del Gobierno quería, desde el 12 de abril, a su ya ex ministro de Trabajo en otras funciones. Las del partido.

La maquinaria marcha lenta, pero marcha. Aunque será el XXXVII Congreso –del 4 al 6 de julio– el que ordene el camino hacia la fusión o la coordinación de las fundaciones dependientes del PSOE o próximas a él, Caldera trabaja ya en el marco, en el perfil intelectual de ese nodo de pensamiento que le encargó José Luis Rodríguez Zapatero. “No me interesa de momento cómo se procederá a la fusión y en qué plazos”, subraya a Público el ex ministro. “Quiero cimentar el proyecto en torno a tres patas: organizar un potente grupo de pensamiento, que funcione de laboratorio de ideas; trabajar en red con otras grandes fundaciones progresistas del mundo, y formar en valores. Quiero que la institución sea horizontal, muy porosa, útil para responder a las necesidades de la sociedad”.

El PSOE no quiere verse reflejado en FAES, la fundación promovida por José María Aznar y hoy refugio de los neocons españoles: “Está muy cerrada, no se interrelaciona con el exterior y peca de partidismo”, opina Caldera. La futura macrofundación socialista contará con la ayuda de parte de los 14 sabios que ayudaron a la redacción del programa de 2008, “y con algunos gurús más”. Hasta ahí puede leer. “Teníamos una carencia: no había una fundación vigorosa. Hay que crear una con una red de expertos amplia, fuerte”.

“La demanda era evidente”, coincide José Andrés Torres Mora, miembro de la ejecutiva federal del PSOE e ideológo de Zapatero. Él también colaborará en el proyecto. No ha habido oferta formal. Ni tiene que haberla. Torres Mora y Caldera son amigos desde hace años “y hay cosas que se dan por supuestas”.

Ambos ahormarán la nueva fundación “con prudencia”. Con tiento, explorando el panorama nacional e internacional. Un modelo que se mira con simpatía es el de la Policy Network, el potentísimo think tank progresista impulsado en 2000 por Tony Blair, Gerhard Schröder, Giuliano Amato, Bill Clinton y Göran Persson.

La reconversión pasa, en primera instancia, por la convergencia, en una sola plataforma, de las cuatro fundaciones que dependen orgánicamente del PSOE: la Jaime Vera (formación de cuadros), la Ramón Rubial-Españoles en el Mundo (atención a los emigrantes), la Pablo Iglesias (archivo histórico) y la Progreso Global (hoy casi inactiva).

“No creo que nos afecte mucho”, sostiene Francesc Romeu, director de la Jaime Vera. “Llevamos educando a dirigentes socialistas 26 años, una función necesaria. Es positivo que se optimicen recursos y se coordinen acciones”.

Romeu no se ha entrevistado aún con el ex ministro. Tampoco Ricardo Cortés Ladra, director de Españoles en el Mundo: “No entro ni salgo en lo que atañe a la fusión. Entendemos que seguiremos gestionando los mismos objetivos, desde nuestra posición humilde en el PSOE. Trabajamos como siempre”.

Ferraz, no obstante, tiene un problema. Ninguna de sus cuatro fundaciones actúa de fábrica de ideas. La materia gris está fuera. En dos think tanks autónomos, sin financiación del PSOE pero cercanos ideológicamente a él.

El más musculoso, si atendemos a su presupuesto (1,9 millones en 2007), es la Fundación Alternativas, con un 50% de su patronato ocupado por líderes socialistas, incluido Zapatero. “No nos sentimos blanco de una OPA del PSOE. Podemos colaborar con ellos, como lo hacemos ahora, pero queremos que se respete nuestra autonomía”, explica Nicolás Sartorius, su vicepresidente ejecutivo. “Estamos dispuestos a hablar con Caldera, y le diremos que no vemos una fusión. Hay campo para todos”.

Fundación Sistema, viva desde 1981, es la segunda referencia externa. Si Alternativas linda en algunos casos con el centro, Sistema representa la izquierda inequívoca, el socialismo clásico. José Félix Tezanos, su director, también ve “imposible” la absorción por parte del PSOE. “Hemos actuado con libertad, como las hormiguitas. Y el modelo ha funcionado bien. ¿Por qué cambiarlo?”.

La pregunta cae en Ferraz. Y su tablero está abierto.

Por la sangre de la Pablo Iglesias corre la historia. Renació en 1977 -su primera etapa arranca en 1926, y hasta 1936- y hoy está presidida por Alfonso Guerra. Su gran patrimonio es el archivo documental, especializado en el movimiento obrero. La biblioteca consta de 50.000 volúmenes y su hemeroteca, de 8.100 publicaciones periódicas. Además del impulso a esa memoria histórica, la fundación organiza seminarios, foros de debate y cursos de formación. 

4.516 alumnos en 196 cursos presenciales y otros 2.643 estudiantes en 51 módulos on-line. Son las cifras que exhibe la Jaime Vera entre enero de 2005 y marzo de 2007. La escuela forja como líderes socialistas, desde 1982, a los afiliados al partido. La preside Ludolfo Paramio y la dirige Francesc Romeu. Para 2008, maneja un presupuesto de 1,5 millones de euros. 'No hacemos sólo cursos de verano, como FAES. Aquí el reciclaje es permanente', defiende Romeu. 

Españoles en el Mundo se vuelca hacia fuera. Desde 1989, busca cumplir las 'aspiraciones, propuestas y necesidades' de los cerca de 1,5 millones de emigrantes. Despliega programas de asistencia a los desplazados, les informa de sus derechos civiles, fomenta los lazos con España y trabaja para recuperar la memoria histórica. Manuel Chaves es su presidente de honor y Eduardo Gómez Basterra, su presidente. Su presupuesto anual ronda los 600.000 euros. 

En 1997, Felipe González presentaba la Comisión Progreso Global. La Internacional Socialista le había hecho previamente el encargo, con la intención de que se abriera el debate sobre la globalización y el encaje de los nuevos retos de futuro. En París, en 1999, llevó sus resultados. Hoy la fundación está 'prácticamente inactiva', dice un estrecho colaborador de González. 'No habrá pegas para la fusión. Que nadie dude. Felipe es el militante más disciplinado del PSOE'.  

La Alternativas se ha consolidado como el gran centro de pensamiento progresista (1,9 millones de presupuesto). La impulsó en 1997 Almunia, y se incorporaron líderes del PSOE, investigadores e intelectuales. Hoy lo preside el cineasta Pere Portabella. Su Laboratorio de Alternativas ha parido ya más de 100 documentos desde 2002, beca a jóvenes doctorandos a través del programa Estudios de Progreso y analiza la política exterior con su observatorio (el Opex).  

Sistema enraiza en el franquismo, cuando en la agonía del régimen se funda la revista Temas, un mensual cultural y político. En 1981 se crearía la fundación, dirigida desde entonces por Tezanos y hoy presidida por Guerra. Actúa también como think tank: edita dos revistas más (Sistema y Principios) y publica cinco colecciones de libros y una de informes. Controla un presupuesto de 600.000 euros. Orientó el programa del PSOE para el año 2000.