Público
Público

Camacho abre el PP a pactar con todos

Los conservadores denuncian en el Tinell su exclusión

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El PP está dispuesto a pactar con cualquier otro partido catalán tras las elecciones. Con la conservadora CiU, pero también con el PSC, pese a que uno de los compromisos de su candidato, José Montilla, sea no aliarse con la formación de Mariano Rajoy. Alicia Sánchez-Camacho defendió, de entrada, una entente con el PSC 'para frenar el independentismo de [Artur] Mas' y buscó el ejemplo de Euskadi para restar importancia a la negativa de los socialistas a firmar acuerdos: 'Dicen que no nos quieren, pero no haremos caso. Mirad Euskadi, donde el lehendakari lo es gracias a Antonio Basagoiti', el líder del PP vasco.

El presidente del PP gallego, Alberto Núñez Feijóo, afeó la decisión de CiU de firmar ante notario su compromiso de no unirse al PP en 2006. Hizo lo mismo con un acuerdo similar introducido hace siete años en el Pacto del Tinell, el que dio el pistoletazo de salida a la andadura del Tripartito.

Para condenar ambos episodios, los tres líderes regionales del PP celebraron un acto en el Saló del Tinell, justo donde empezó lo que ellos consideran su aislamiento en Catalunya. 'La exclusión del PP de la vida política, en esta misma sala del Tinell, comenzó a romperse el 1 de marzo de 2009, con la victoria del PP en Galicia y el apoyo del PP al Partido Socialista para gobernar en Euskadi y se romperá definitivamente el 28 de noviembre', señaló Basagoiti.

Los tres dirigentes suscribieron allí el Compromiso de Barcelona, un texto que se basa en la libertad lingüística y la defensa del Estado de las autonomías dentro del marco constitucional, además de poner fin 'al pacto de exclusión', como lo denominó Camacho. 'El Salón del Tinell no podía quedar en la retina de los catalanes como el del pacto de la exclusión', aseguró.

El documento escrito en castellano, catalán, euskera y gallego, pretende borrar la idea de que el PP no forma parte de la política catalana y 'acabar con la historia más negra de Catalunya, una historia que inició el Tripartito, la de la falta de libertad', según Camacho. El tridente conservador explicó que, al igual que el lugar, el nombre de la declaración es muy simbólico ya que se contrapone a la Declaración de Barcelona, firmada por CiU, PNV y BNG, un texto que, según Camacho, consagró los nacionalismos de espaldas a España.