Público
Público

Camacho acusa a Interior de una condena inexistente

La líder del PP catalán idea un fallo para atacar al Gobierno

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Alicia Sánchez-Camacho sacó ayer la artillería. En su carrera por hacer puntos ante la dirección estatal del PP en el calle Génova de Madrid, la candidata conservadora a la Generalitat no dudó, en una entrevista a la Cadena Ser, en acusar al Gobierno español de estar condenado en los tribunales por cohecho y falsificación de informe policial. Una condena que no existe, tal y como Interior desmintió a los pocos minutos.

Preguntada por si el líder de su partido, Mariano Rajoy, estaba siendo 'blando' con los numerosos casos de corrupción que afectan a su partido, Camacho lamentó las 'filtraciones de sumarios' y aseguró que estas sólo afectan al PP. En esta línea, argumentó que, por ejemplo, no había trascendido que el Gobierno 'está condenado por cohecho y manipulación de informe policial' de manera firme por el caso de la agresión que el entonces ministro de Defensa José Bono sufrió hace años en una manifestación de la Asociación de Víctimas del Terrorismo.

Pero la afirmación de Camacho es falsa. En un comunicado, Interior recordó que 'no fue condenado en dicho procedimiento judicial, mucho menos por cohecho, y los tres policías condenados en primera instancia por el delito de detención ilegal fueron finalmente absueltos en una sentencia contundente del Tribunal Supremo'.

Pero Sánchez-Camacho insistió en que el Ministerio del Interior fue condenado y que ella vio 'los informes' en su época de portavoz de la comisión de Interior del Congreso. Así, volvió a decir que 'en la agresión a Bono se manipuló y escondió un informe' y, pese a que el conductor del programa le hizo notar la gravedad de sus acusaciones, ella reiteró que tenían 'una sentencia firme'.

También analizó las elecciones catalanas del 28 de noviembre, en las que los conservadores aspiran a ser decisivos. Apoyada por la portavoz del PP en el Congreso, Soraya Sáenz de Santamaría, que afirmó que los conservadores son 'el elemento de moderación' que necesita la política catalana, Sánchez-Camacho aclaró que su partido sólo pactará si es para formar parte del Govern.

El PP sólo contemplaba la posibilidad de pactar con el PSC o CiU tras las elecciones. José Montilla ya ha repetido que no habrá pacto con el PP. Ante ello, Camacho recordó que su partido 'ya ha superado la fase de dar apoyo a un Govern a cambio de nada'. Sin embargo, si Mas quiere en ellos a un aliado, deberá cederles puestos institucionales de importancia además de pactar sus políticas.