Público
Público

Camacho será diputado por Zamora y Bermejo se suma a las bajas

Micaela Navarro se queda de consejera en Andalucía y abre paso a Zarrías para ser cabeza de lista por Jaén

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El PSOE sigue cerrando sus candidaturas para las elecciones generales del 20 de noviembre, en un proceso no exento de tensiones por la previsión de que verá sensiblemente mermada su actual representación de 169 escaños en el Congreso. Esta previsión ha dificultado la inclusión en las listas de miembros del Gobierno, al tiempo que alienta la salida de los independientes.

Ayer se confirmó que al ministro de Interior, Antonio Camacho, se le ha encontrado hueco en Castilla-León, en concreto como cabeza de lista por Zamora. Con esta decisión y la autoexclusión de Ángel Gabilondo, la carpeta de los ministros ya está cerrada. De sus actuales miembros, además de Zapatero y Gabilondo, no serán candidatos Elena Salgado, Miguel Sebastián, Cristina Garmendia y Ángeles González-Sinde. De estos, sólo eran diputados Zapatero y Salgado por Cantabria. Sí serán candidatos al Congreso, como cabezas de lista, Manuel Chaves (Cádiz), José Blanco (Lugo), Carme Chacón (Barcelona), Ramón Jáuregui (Álava), Leire Pajín (Alicante), Trinidad Jiménez (Málaga) y Rosa Aguilar (Córdoba). Además, Valeriano Gómez irá por Madrid, seguramente como número tres, y Francisco Caamaño será candidato por A Coruña, como cabeza de cartel o como número dos, en función del resultado del pulso por el primer puesto que libra con el delegado del Gobierno en Galicia, Miguel Cortizo.

Antonio Cuevas, fundador de Nueva Vía, también se retira

Si la carpeta ministerial se ha cerrado a falta de este último fleco, la que continúa abierta es la de la renuncia de exministros e independientes a continuar en el Parlamento, por voluntad propia, falta de espacio o por ambas razones. A las ya conocidas bajas de los exministros Miguel Ángel Moratinos y José Bono, o de los independientes Antonio Gutiérrez y Mercedes Cabrera, hay que sumar la de Mariano Fernández Bermejo. El exministro de Justicia, que encabezó como independiente la lista por Murcia en 2008, también ha optado por dejar el Congreso y la candidatura murciana tendrá a Pedro Saura como número uno, con María González de dos.

En Andalucía, Micaela Navarro se quedará finalmente como consejera de José Antonio Griñán. Aunque Alfredo Pérez Rubalcaba había pedido que la consejera de Igualdad encabezara la lista de Jaén, finalmente ha primado el deseo del presidente de la Junta de seguir contando con una de sus principales colaboradoras. La lista por Jaén estará probablemente encabezada por Gaspar Zarrías, secretario de Estado de Política Territorial.

En Asturias, el delegado del Gobierno desplaza al histórico Cuesta

Consuelo Rumi, secretaria de Estado para la Función Pública y una de las fundadoras de Nueva Vía, el grupo que encumbró a Zapatero en 2000, se perfila como la cabeza de lista por Almería. Pero no todos los miembros de aquel grupo corren igual suerte.

Uno de los más relevantes, Antonio Cuevas, dejará el Congreso después de 25 años, con el argumento de que quiere 'dejar paso a otra gente'. Cuevas era un clásico en la candidatura por Sevilla, que encabezará Alfonso Guerra, con el secretario provincial, José Antonio Viera, como número dos.

También está en cuestión la continuidad de otro de los fundadores del grupo en el que se apoyó Zapatero para conquistar el liderazgo del PSOE. El asturiano Álvaro Cuesta, uno de los diputados más veteranos, se ha visto desplazado por el delegado del Gobierno, Antonio Trevín, y podría ocurrirle lo mismo con Hugo Morán, responsable de Medio Ambiente en la Ejecutiva federal. En 2008, el PSOE obtuvo cuatro escaños y, aunque la paridad se rige por bloques de cinco, Cuesta tendrá que pelear por un plaza segura con María Luisa Carcedo y Mariví Monteserín.

Areces será candidato al Senado y, posiblemente, también Belloch

El primer candidato para el Senado será el expresidente del Principado, Vicente Álvarez Areces. En Zaragoza, aunque está sin cerrar, se estudia presentar para la Cámara Alta al alcalde, Juan Alberto Belloch.

Mientras, Manuel Chaves y José Bono escenificaron ayer la paz después de que el presidente del PSOE y vicepresidente del Gobierno criticara en TVE que el presidente del Congreso haya elegido una mala coyuntura electoral para anunciar su retirada.

'Pepe Bono y yo somos muy amigos y a veces entre amigos hay piques innecesarios. Pelillos a la mar', dijo Chaves. Y Bono, a su vez, optó por la fórmula de no darse por aludido: 'Todo lo que dice es extremadamente razonable, hasta cuando dice que a mí no me alude'. El choque público entre ambos notables había disparado alarmas en el PSOE.