Público
Público

Cambios de avión y ruta para las últimas listas de espera

La aerolíneas amplían la capacidad de sus vuelos y se apoyan en las extranjeras

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Las compañías afectadas por el plante de los controladores aéreos seguían buscando hoy combinaciones para aliviar los últimos flecos de la agonizante lista de espera de pasajeros. El protocolo se repite cada vez que una crisis colapsa las salidas de las aeronaves (ya sea por causas meteorológicas, huelga de trabajadores o un accidente que cierre temporalmente un aeropuerto): la dotación de aviones de más capacidad para los trayectos posteriores, la apertura de nuevas rutas de apoyo y la cancelación de billetes.

'No se ha pagado a pasajeros para que dejen su plaza a otros, como ocurre en los casos de overbooking', apuntan fuentes de Iberia. 'Bastante hemos tenido que pagar ya [alojamientos, desplazamientos, comidas...] por una situación que han provocado otros', lamentan.

Por otra parte, muchos de los afectados han optado por el reembolso del importe del billete o el cambio de fechas, lo que ha aliviado el quebradero de cabeza de las compañías. 'Si hay aparatos disponibles y un número suficiente de pasajeros, se abre un vuelo especial', señalan desde Spanair. Pero ese no era el caso hoy en El Prat, donde apenas quedaban 50 pasajeros afectados.

Suramérica es el área que más problemas ha dado a las aerolíneas, al tratarse del destino intercontinental con mayor volumen de pasajeros y número de vuelos. Iberia, la compañía con más conexiones con el subcontinente, todavía tuvo que cambiar hoy varios de sus aviones por otros de mayor capacidad. El baile de aparatos menguó también las esperas para Israel, Nueva York o La Habana.

En la conexión con Tel Aviv, el aparato habitual A319 (140 pasajeros) dejó su lugar a un A321 (200 pasajeros). Para otros destinos como Nueva York, se buscó apoyo compañías extranjeras: Iberia derivó a sus pasajeros a otras ciudades europeas, especialmente a Londres, desde donde British Airways tiene un tráfico diario muy fluido con la ciudad estadounidense.