Público
Público

Los cambios en Ciudadanía no satisfacen a las asociaciones de padres

La CEAPA acusa que la asignatura ha sido eliminada "únicamente para contentar a los sectores fundamentalistas religiosos"

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Los cambios en la asignatura Educación Para la Ciudadanía (EpC) anunciados esta misma tarde por el ministro de Educación, José Ignacio Wert, no han gustado a ninguna de las principales asociaciones de padres que han mostrado su disconformidad con las reformas educativas.

En una comparecencia en el Congreso, el nuevo titular de Educación, ha anunciado que la asignatura de Educación para la Ciudadanía será sustituida por una de educación cívica y constitucional. Además, Wert ha avanzado también que la educación secundaria 'común' durará tres años, el bachillerato y la FP de grado medio otros tres, y que el Ministerio aplicará una evaluación censal para todos los alumnos del sistema educativo, entre otras reformas.

El presidente de la Confederación Española de Asociaciones de Padres y Madres (CEAPA), Jesús María Sánchez, ha dicho que Educación para la Ciudadanía ha sido eliminada 'únicamente para contentar a los sectores fundamentalistas religiosos', pese a que se estaba impartiendo 'con normaldad'.

Sánchez ha defendido que la asignatura sirve para difundir unos conociientos que 'protegen los derechos humanos de los niños' porque 'la escuela no sólo está para enseñar conocimiento, sino que también debe 'impartir educación y valores básicos de convivencia para todo el alumnado'.

A juicio del presidente de CEAPA, esta reforma educativa no aborda el principal problema del sistema educativo: el fracaso escolar, 'que se fragua en la educación primaria, no en la secundaria', por lo que cualquier cambio que se lleve a cabo en esta segunda etapa o en el bachillrato 'no sirve para nada'. Además, respecto a la ampliación del número de años de bachillerato, Sánchez cree que los colegios más pequeños 'van a perder un curso en detrimento de los concertados más grandes que tienen bachillerato'.

Respecto al reconocimiento por ley de la autoridad pública del profesoado, Sánchez ha manifestado que el respeto no se consigue 'por decreto' ni se puede 'imponer', sino que 'al igual que los padres, el respeto de los niños se gana con el día a día y no con métodos trasnochados'.