Público
Público

Camps firma el manifiesto del PP por la regeneración y la transparencia

Malestar en el PP por la foto de Rajoy con el president. La delegación valenciana se vuelca en apoyo de su líder

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El presidente de la Generalitat, Francisco Camps, ha rubricado este sábado con su firma el manifiesto del PP en el que la derecha reniega de la corrupción política y pide actuar contra ella con 'celeridad'.

La secretaria general del PP, María Dolores de Cospedal, salió al escenario para enumerar los diez principios fundamentales de este documento. Habló de austeridad, reformismo, libertad, oportunidades, confianza, diálogo, solidaridad y cohesión. Pero también de transparencia y regeneración.

El imputado Camps se comprometió a actuar «ante cualquier denuncia»

'Las actividades de las administraciones públicas deben ser transparentes. Estas estarán comprometidas a rendir cuentas de manera permanente. Los actos, informes, procedimientos administrativos deben estar a disposición de los ciudadanos', ha señalado.

También el compromiso de 'recuperar el prestigio de las instituciones con una acción política responsable y ejemplar que impulse la limpieza y el respeto a las reglas de nuestro Estado de derecho en todos los ámbitos de la vida pública'.

Todos los candidatos del PP, excepto Esperanza Aguirre (que no ha acudido al acto por estar recuperándose de una operación de cáncer), han dejado su asiento junto a Mariano Rajoy para acercarse hasta el estrado y estampar su firma en el texto. Con ello lo suscriben y también dan su visto bueno a un programa marco en el que se señala que el PP actuará 'ante cualquier supuesto de denuncia o de incoación de procedimientos judiciales'.

Rajoy ignoró en su discurso el enésimo compromiso del PP contra la corrupción

Durante la escenificación, todos los ojos estaban puestos en Camps, imputado en el caso de los trajes que le regaló la trama Gürtel y pendiente de una investigación que se basa en tres informes, de la Policía y de Hacienda que apuntan a una posible financiación ilegal del PP valenciano.

Camps recibió los aplausos de los suyos. Tuvo su minuto de gloria y una nueva foto. En ningún caso como la de la noche anterior, durante la primera jornada del cónclave. Esa otra, junto a un Rajoy frío y distante, ha centrado este sábado buena parte de los comentarios.

El líder conservador elogia al balear Bauzá, antítesis del president

'Es una mala imagen', reconoce más de un dirigente. La mayoría admite que la instantánea no favorece ni al Partido Popular, ni a su presidente y tampoco al propio Camps. 'Lamentable', la califica otro cargo conservador. Dentro del partido no sentó muy bien que el jefe del Consell robara protagonismo al líder de la oposición, ni tampoco que empañara el objeto de la reunión. Muchos temen que la campaña electoral de municipales y autonómicas se vea 'manchada' con todo este asunto.

Varios responsables del PP estaban muy molestos con lo sucedido. De hecho, algunos candidatos, cuando vieron lo que se estaba gestando en el vestíbulo del hotel, optaron por huir hacia sus habitaciones o refugiarse en la cafetería.

Para que ese momento quedara inmortalizado, Camps tuvo que esperar más de 20 minutos. Hoy, el presidente valenciano se la ha devuelto a Rajoy. Cuando el líder del PP recibió a todos sus compañeros, en el partido se dieron cuenta de que faltaban aún algunos rostros para dar comienzo al encuentro. Entre ellos, Camps. Los gestos mudaron. La tensión fue patente. Pero Javier Arenas, vicesecretario de Política Territorial, se arrancó a hablar. Al instante, aparecía el líder valenciano con todo su partido formando una estela.

Después llegarían Ignacio Diego, presidente de los conservadores en Cantabria, y el presidente de Castilla y León, Juan Vicente Herrera. Gracias a ello el retraso de Camps en los primeros momentos quedó mitigado.

Por lo visto, Camps, que estaba con una amplia delegación de su partido porque cerca de 70 personas se desplazaron hasta Palma de Mallorca para acompañarlo, está relativamente satisfecho con el resultado de la convención. Él tiene lo que fue a buscar y encima pudo probar ante los demás que cuenta con el respaldo de los suyos y que su formación se mantiene unida.

En el acto, Cospedal ha leído el manifiesto. Pero el presidente del PP, durante su discurso, no se detuvo en ello. La única referencia a la corrupción fue cuando ha enviado un mensaje de aliento al PP balear: 'No lo tenías fácil, pero habéis estado a la altura de las circunstancias'. Palabras que todo el mundo ligó a los escándalos que la formación ha tenido que afrontar con su expresidente, Jaume Matas por los casos Palma Arena y Ópera.

Rajoy ha alabado a Bauzá, que ha decidido no llevar imputados en sus listas. 'Tiene una trayectoria. Ha sido un extraordinario alcalde de Marratxí. Pero su mejor aval es que ha sabido gestionar una situación que era muy difícil. Para lo fácil vale cualquiera. Para lo difícil no. Y eso es lo que le avala para ser un magnífico presidente de Balears', sentenció. De fondo, Camps esperando su proclamación triunfal y el 'espaldarazo' definitivo que se le hace tanto de rogar.