Público
Público

"Si Camps va a juicio por lo de los trajes, lo sentiré por él; si es por otras cosas, no me dará pena"

Pedro Sanz. Presidente de La Rioja. Acusa a José Luis Rodríguez Zapatero de ser el "más desleal" con las autonomías y presume de que sus indicadores económicos superan la media española

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Cuadros del pintor Luis Xubero adornan el despacho del presidente de La Rioja, Pedro Sanz (Igea, 1953). Sobre su mesa hay una foto en la que se lo ve junto a su mujer y su hija. 'Es de 1995, cuando era un chaval', comenta. Fue cuando llegó al cargo. Y, desde entonces, lo ha ido revalidando. El próximo 22 de mayo se presentará por quinta vez. Es lo previsible, como diría Mariano Rajoy. Pero él recuerda que aún no lo han nominado. No lo dice porque tenga prisa. Al contrario: 'Creo que todavía no se han convocado las elecciones y a mí me gusta siempre cuidar los tiempos'. Curioso, teniendo en cuenta que su compañero de filas, Francisco Camps, no ha dudado en autoproclamarse candidato harto de que la dirección nacional lo tenga en cuarentena por el caso Gürtel.

¿Le preocupa que la Fiscalía pida 41.250 euros a Camps por un delito continuado de cohecho?

Creo que Camps es una buena persona, muy honesta y honrada. No lo han acusado de financiación ilegal sino de que le han regalado unos trajes. Y uno se pregunta en qué país vivimos cuando un fiscal se centra en ese asunto y no en los ERE de Andalucía.

¿Usted también cree que existe una doble vara de medir?

Sin duda. Hay muchos ejemplos.

Ya, pero la acusación se sustenta en una serie de pruebas ¿Las pone usted en duda?

Imagino que tendrán pruebas. Yo he dicho siempre que, en mi partido, los corruptos, cinco minutos. Ese no es mi modelo de partido. El que la hace la paga. Ahora bien, hay que medir las cosas. Si usted me pregunta: ¿le han regalado a usted mucho vino? Le diré que tengo casi una bodega. No lo voy a negar. Porque aquí es normal que en cualquier acto regalen una botella a todos los invitados que van.

¿La cuestión es si se lo regalan para influir en sus decisiones?

Eso es lo que hay que demostrar.

En cualquier caso le recuerdo que están investigando la financiación ilegal del PP valenciano.

Me parece muy bien y si, al final, hay financiación ilegal, pues a por ella. Pero para todos. ¡A todos!

¿Y si Camps termina sentándose en el banquillo de los acusados?

Si se sienta por el tema de los trajes, lo sentiré mucho por él como persona, y si lo hace por otras cosas, no me va a dar mucha pena.

¿Cuánto cobra usted?

Está en los Presupuestos. Mi sueldo bruto anual es de 71.886 euros. Acordamos con todos los grupos una ley en el Parlamento y el presidente cobra como un secretario de Estado.

El presidente del Senado, Javier Rojo, propone que los parlamentarios tengan dedicación exclusiva. ¿Qué le parece?

Yo no tendría ningún problema porque soy funcionario. Mis parlamentarios no tienen dedicación exclusiva. Mis consejeros sí. Pero también tienen su profesión para tener una salida cuando dejen de ser parlamentarios. ¿Quién garantiza su continuidad? Con el tema de las cesantías se habló de ello, pero nosotros aquí no tenemos nada. Miento. Yo no tengo nada. El consejero que se quede sin trabajo estará seis meses cobrando el 80% de su sueldo para que le dé tiempo a buscarse un empleo. Pero si yo ceso, no tengo ningún privilegio. Yo, en el Parlamento, renuncio a mis dietas. No cobro absolutamente nada.

¿Es partidario de publicar los patrimonios?

Desde 2003 nosotros tenemos la obligación de presentar nuestras declaraciones ante notario. Cuando tomamos el cargo y cuando nos vamos. Así que uno no puede mentir. Está controlado. Pero, además, dentro de unos días, vamos a aprobar un decreto para publicitar los patrimonios de los cargos del Gobierno de La Rioja. Lo mismo que el Ejecutivo central.

La secretaria general del PP, María Dolores de Cospedal, cobra dos sueldos que suman más de 240.000 euros al año ¿No es una paradoja en tiempos de crisis?

No entro en lo que tiene que cobrar cada uno. No me atrevo a valorarlo porque es muy subjetivo. Lo que te puedo decir es que yo en el partido no cobro nada. En el PP de La Rioja no cobra nadie más que la gerente.

Cambio de asunto ¿Cree usted que el Estado es 'inviable', como dice José María Aznar?

Aznar no dice que es inviable. Lo más grande que le ha pasado a este país es el Estado autonómico. Iniciamos un camino que nadie sabía por dónde iba a ir y el problema es que no ha finalizado. Nadie sabe cuándo acaba y cuál es el marco en el que se tienen que mover las comunidades en la Administración central y local. A esto le falta en primer lugar un acuerdo...

No una reforma.

No. Yo hablo de marcar con claridad qué competencias nunca se transferirán para que cerremos el tema definitivamente y a partir de ahí nos planteemos la cooperación y la reflexión de qué estamos haciendo. Y la crisis económica es una oportunidad para darnos cuenta de que las autonomías se han mimetizado con el Estado y esa duplicidad se tiene que acabar. ¿No podemos buscar una colaboración para ahorrar recursos y atender servicios? A ese análisis hay que llegar si queremos que el costo de las autonomías se reduzca.

Pero Aznar lo dijo.

Aznar nació políticamente en esta comunidad y participó en la elaboración del Estatuto de La Rioja. Es un hombre que cree en el Estado autonómico y ha sido presidente de una autonomía. Por tanto no lo puede decir.

¿Va usted a reformar su Estatuto?

Hay que ajustarlo, nada más. Nosotros, con las transferencias de Justicia, hemos llegado al tope máximo de desarrollo. Son cuestiones mínimas y lo haremos en la próxima legislatura. Hemos llegado a un pacto con el PSOE de que el Estatuto irá consensuado cuando salga del Parlamento regional y vaya a Madrid.

¿Qué se promete en campaña cuando no hay dinero para nada?

Ahora mismo empleo. Lo mismo que prometí cuando tomé posesión del cargo. Cuando llegué en 1995 trabajaban 84.000 personas, hoy 140.000. Cuando asumí la Presidencia nuestro presupuesto era de 171 millones, hoy 1.200. No teníamos ni la transferencia de universidad, ni de sanidad, ni la de los servicios sociales. La comunidad estaba prácticamente vacía de contenidos. Mi proyecto era crecer como comunidad. En las dos primeras legislaturas logramos la primera transformación de la región. La segunda, tenía que venir por la vía de la modernidad, de la competitividad, por proyectar La Rioja hacia fuera. Apostar por la investigación y el desarrollo, por el turismo y por mejorar los servicios sociales. Hoy somos la comunidad que mejor gestiona la Ley de Dependencia.

¿Y qué queda por hacer ahora?

Queda un camino de consolidación y de marcar un diferencial con el conjunto de España porque hemos sido capaces de poner una barrera para que los efectos económicos de la crisis de José Luis Rodríguez Zapatero afecten menos a La Rioja. Nuestros indicadores económicos están por encima de la media española.

¿Las comunidades no tienen culpa en la crisis?

Mucho menos que el Gobierno, porque la deuda que están generando las autonomías es tres veces menor que la del conjunto de España.

¿Usted sería partidario de devolver competencias al Estado?

No hay que devolver.

¿Aprueba que se establezca por ley un techo de gasto y de endeudamiento?

El que piense que una autonomía ya no debe dar cuentas a nadie se equivoca. A mí me tienen que controlar. No solo el Parlamento, sino también el Gobierno. Ahora bien, eso hay que hacerlo de forma transparente y dentro del Consejo de Política Fiscal y Financiera. Que no haya privilegios. Que por el color político no se le permita a uno una cosa y al otro no. Que en ese juego institucional la lealtad tenga el valor máximo. Quizá la colaboración sea la asignatura pendiente del Estado autonómico. Y eso hay que superarlo.

¿A usted Rajoy no le marca un camino a seguir?

A mí aún está por llamarme para decirme lo que has dicho: no me gusta o por qué has hecho eso sin pedirme permiso. Nunca. Porque además saben que no lo consiento.

El Gobierno ha dicho que sólo Madrid y La Rioja pueden emitir nueva deuda como Catalunya ¿Les va a hacer falta?

Nosotros no hemos emitido nunca deuda. Además, posiblemente, seamos la comunidad en primer lugar de reducción de impuestos. Y eso nos ha llevado también a controlar el gasto. Hemos rebajado sustancialmente el Presupuesto de este año y vamos a intentar agotar nuestra capacidad de endeudamiento, pero siendo leales con esa estabilidad presupuestaria en la que creemos y en la que tenemos que estar todos de acuerdo para que las comunidades contribuyan al desarrollo del conjunto de España.

¿Sigue pensando que Zapatero privilegia a Catalunya?

Estamos ante el presidente del Gobierno de España más desleal con las comunidades, el más sectario, el que más nos ha discriminado y el que más ha provocado la confrontación entre territorios y ciudadanos. A Zapatero le interesa Catalunya por tapar una mala gestión del Gobierno tripartito y porque no le importaría nada apoyarse en ella y en el País Vasco para mantenerse en la Moncloa. Por una política de subsistencia.

Zapatero dice que lo único que hace el PP es culparle de todo.

Es la mayor verdad que ha dicho. Él es el culpable de todo, ¿o es que cree que los demás somos culpables de su incapacidad para reconocer la crisis y tomar medidas? Estamos sin proyecto político. Ponemos parches y cada día lanzamos una cosa en función del interés. Hoy hay que estar bien con los sindicatos, mañana con los empresarios, luego PNV, según convenga.

Pero no con el Partido Popular.

No le interesa. Si es que es posible que no se haya dado cuenta de que se está mereciendo ir a la oposición. Y se lo está ganando él.

Ha dicho usted que sería más fácil pactar con Alfredo Pérez Rubalcaba ¿Por qué?

Tiene muchas tablas y cintura. Otra cosa es que nos pudiese engañar. Habría que ser más finos con él. Pero es un hombre de pactos, con visión de Estado. Yo diría que tiene más personalidad que Zapatero.

¿Teme verle como sucesor?

Creo que no. Es, entre comillas, un enterrador. Le tocó terminar la etapa de Felipe González y va a hacer lo mismo con esta.

¿Y si se arrogase el final de ETA?

Si el PSOE se quiere arrogar el final de ETA no se lo va aceptar nadie porque no es cierto. Creo que eso es un éxito de todos. Ahora, veremos a ver qué pasa con las aves que andan por ahí volando.

¿El caso Faisán' puede romper la sintonía entre PP y Gobierno en materia antiterrorista?

No me gusta mucho jugar con hipótesis, pero la verdad es que huele muy mal. Sobre todo cuando se ha negado tanto y ahora empiezan a aparecer cosas. Parece que volvemos a los tiempos de los GAL, donde había un elemento en común: el mismo político. Y esas cosas te hacen generar mucha incertidumbre, inseguridad y tristeza.

¿El PP acatará la decisión del Supremo sobre Sortu?

Nosotros acatamos las decisiones de los tribunales, pero debemos cuidar de que no nos engañen. ¿Por qué se está produciendo ahora esta situación? Porque estamos a meses de las elecciones. Aún no han condenado nada de ETA ni han pedido perdón a las víctimas. A mí me parece que no hay un arrepentimiento sincero ni voluntad de desgajarse de la organización terrorista. Y no podemos cometer ahora un error.

¿Usted aceptaría que se hablara de ello tras el 22-M?

Efectivamente, estaríamos de otra manera.

¿El PP apoyará la reforma de las pensiones por responsabilidad?

No sé lo que hará el partido, pero, desde luego, no me parece lo mejor aplaudir lo que algunos han querido identificar con los Pactos de la Moncloa cuando se produce un nuevo recorte social.

¿No van a apoyar el último Decreto Ley de Cajas?

Entiendo que tenemos que superar a veces el localismo ese de que 'a mí, mi Caja, que no me la toquen'. Caja Rioja sola no tendría futuro. Ahora bien, ahora lo que quiere el Gobierno es coger las cajas, convertirlas en bancos y colocar a su gente. El señor Zapatero se quiere convertir en un banquero. Lo que nos faltaba.

¿No ve a la presidenta de la Comunidad de Madrid, Esperanza Aguirre, muy sola dentro del partido?

Es una gran amiga mía y una gran política. De sola nada. Con ella me tiene. Ya lo sabe ella.

¿Qué le pareció el portazo de Francisco Álvarez-Cascos?

Un hombre al que he admirado, aunque, al final, me ha defraudado. Yo con Cascos he trabajado muchísimo y aprendí de él lo que significa la lealtad. Yo lo apoyaba como candidato a Asturias. Lo que me dejó tocado después fue que, cuando vio que no lo lograba, provocó la indisciplina que él nunca practicó ni toleró.