Público
Público

Camps reta a Rajoy al proclamarse candidato

El PP valenciano lo designa oficialmente horas después de que Cospedal asegurase que el tema no está aún en la agenda

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El president de la Generalitat, Francisco Camps, volvió a desafiar ayer a Mariano Rajoy convocando por sorpresa el Comité Electoral del PP valenciano. Durante el encuentro se procedió a designar 'por unanimidad' al dirigente conservador como candidato a las elecciones autonómicas del 22 de mayo.

En un comunicado de la formación regional, se indicaba además que ya se había trasladado el acuerdo alcanzado al órgano nacional que deberá ratificarlo y se recordaba que con esta será la tercera vez que encabeza la lista.

El movimiento del PP valenciano fue interpretado de inmediato como un nuevo pulso del jefe del Consell a Rajoy, según indicaron a este diario fuentes de la cúpula nacional del partido. Sobre todo después de escuchar por la mañana decir a su secretaria general, María Dolores de Cospedal, que durante esta semana se iba a reunir el Comité Electoral nacional para proclamarla oficialmente a ella como candidata en Castilla-La Mancha, pero que en el orden del día no figuraba el nombre de Camps. Además, Cospedal no quiso poner fecha a una futura visita de Rajoy a Valencia.

La Fiscalía Anticorrupción solicitó el viernes pasado una multa de 41.250 euros por un delito de cohecho continuado en el caso de los trajes que presuntamente le regaló la trama Gürtel. Algunos de los que rodean al jefe de la oposición temen que el siguiente paso sea que lo sienten en el banquillo de los acusados. Y, aún peor, en plena precampaña. La única estrategia que se maneja es la de 'resistir' y tratar de lograr que se aplace el juicio.

Ayer, los colaboradores de Rajoy trataban de quitar hierro al asunto y mantenían que el líder del PP estaba al tanto de las prisas de Camps y de sus intenciones. Pero también explicaban que eso no iba a modificar sus planes: 'Sus plazos siguen siendo los que estaban marcados'. El líder del PP quiere que los presidentes autonómicos de su partido sean ratificados en marzo, justo cuando se convoquen los comicios.

El PP valenciano dice que hay 'plena sintonía' con la dirección nacional

Desde el PP valenciano también intentaban calmar las aguas. Tras el encuentro comenzaron a circular comunicados de apoyo a Camps de los principales cargos valencianos y comparecieron el presidente y secretario del Comité, Pedro Agramunt, y el vicepresidente Vicente Rambla. Este último aseguró que la decisión se había adoptado 'en plena sintonía con la dirección nacional', informa Belén Toledo.

En cualquier caso no es la primera vez que Camps no tiene presentes los deseos de su jefe de filas. En octubre de 2009 desoyó sus órdenes cuando le pidieron que echara a su mano derecha, Ricardo Costa. El president de la Generalitat hizo todo lo contrario respaldando su 'gestión y honestidad'. Cospedal se encargaría después de destituirle de manera fulminante.

El partido lanza una ofensiva contra los jueces y fiscales del 'caso Gürtel'

Camps también intentó ejercer presión a finales de julio del año pasado. Ya entonces dio su particular golpe de Estado convirtiendo lo que era un acto de partido en una Junta Directiva Regional en la que nombró Comité Electoral, de Campaña y a su directora. Fue una historia similar a la de ayer. La mayoría del partido lo interpretó como un nuevo órdago, teniendo en cuenta que Cospedal acababa de anunciar que la aprobación de las listas electorales se postergaba hasta la vuelta del verano.

A pesar de las diferencias, el PP sigue defendiendo en público a Camps. Ayer Cospedal volvió a respaldarlo: 'Es el presidente y el mejor candidato', sostuvo. No quiso pronunciarse sobre si lo mejor para todos sería que se retirase para defenderse mejor, tal y como hizo en su día el tesorero del partido, Luis Bárcenas.

Y, como si se tratara de un déjà vu, el PP volvió a cargar contra fiscales y jueces para exculparlo. Cospedal recrudeció la ofensiva: 'Camps es el más claro exponente de un ataque político en toda regla'.

La número dos del PP dijo que le parecía 'sorprendente' lo que pide la Fiscalía y denunció su 'doble vara' de medir porque actúa contra los dirigentes de su partido pero opta por la 'pasividad y la inactividad' cuando se trata de 'los ERE irregulares de Andalucía, de Caja Castilla-La Mancha o cuando se habla de que el PSOE de Melilla esté utilizando fondos públicos para comprar votos'.

'Teniendo en cuenta la trascendencia real del caso de los trajes, yo creo que no hay duda alguna de que la utilización política de la Fiscalía en algunos casos no sólo es evidente sino que es desmesurada y que, desde luego, se está utilizando como un arma política', dijo Cospedal.

Desde que se conoció la noticia, el PP ha hablado con Camps en varias ocasiones por teléfono. En el partido están preocupados y evalúan el proceso. Afirman que el escrito de la Fiscalía se sustenta por completo en las declaraciones del sastre, José Tomás García, y creen que este no tiene ningún crédito porque 'falsificaba las facturas'.

Pero lo cierto es que hay más pruebas. Además de los 75 documentos que las fiscales adscritas al caso aportarán al juicio también se escucharán grabaciones de los imputados y el testimonio de 22 testigos. Asimismo, hay que recordar que el juez Pedreira desimputó al sastre en septiembre de 2010 argumentando que su labor no tenía nada que ver con la elaboración de facturas. Con ello desmontó la acusación que se hacía contra él y por la que había sido despedido.

En lo que no quiso entrar Cospedal fue en las críticas a los jueces realizadas por la alcaldesa de Valencia, Rita Barberá, quien el pasado sábado aseguro que 'la transición no ha pasado por el Poder Judicial'. La regidora insistió ayer, 'desde el respeto', en la necesidad de abrir un debate sobre la independencia de los jueces. Barberá aseguró que su reflexión 'no es fruto de una reacción al escrito del fiscal sobre Camps' y que era el 'mejor servicio' que le prestaba a España.

El secretario de Organización del PSOE, Marcelino Iglesias, calificó de 'intolerable' la insistencia del PP en sembrar 'desconfianza' sobre la actuación de las Fuerzas de Seguridad del Estado, informa Gonzalo López Alba. 'Las declaraciones de Barberá dicen muy poco de un partido que ha gobernado el país', dijo en el Fórum Europa.