Público
Público

Camps será el único imputado de la ‘Gürtel’ en su Gobierno

Incluye a una consellera imputada por prevaricación. Dice de Gerardo Camps que "pasará a la política nacional"

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Si no fuera porque él mismo está imputado, podría decirse que Francisco Camps se ha esforzado por componer un Gobierno libre de toda sospecha de corrupción por el caso Gürtel. El reelegido president valenciano anunció su nuevo Consell, formado por diez departamentos, y que sólo conserva a tres de los consellers de la anterior legislatura. Camps ha incluido sin embargo a Isabel Bonig, alcaldesa en La Vall d´Uixo (Castellón), imputada junto a sus dos predecesores en el cargo por un supuesto delito de prevaricación en un caso de construcción ilegal de viviendas.

Lo más sonado fue la ausencia de Vicente Rambla, que durante los últimos cuatro años ocupó el cargo de vicepresident. Durante dos años, ostentó la portavocía del Govern, y además se ocupó primero de Presidencia y después de la cartera de Industria. Camps no detalló cuál será el futuro de Rambla. Se limitó a decir que será 'el que él quiera' y recordó que, más allá de la política, la profesión de su exvicepresidente es inspector de Hacienda. La falta de concreción de su respuesta contrastó con la dedicada a otro de los pesos pesados del PP que quedan fuera del Govern, el hasta ahora conseller d'Economia Gerardo Camps, del que dijo que pasará a 'la política nacional'.

Rambla está siendo investigado por el Tribunal Superior de Justicia valenciano en el marco de la rama valenciana del caso Gürtel. Los magistrados consideran que es el posible coautor de los presuntos delitos de prevaricación y cohecho en la adjudicación de contratos a Orange Market, una de las empresas de la trama, por parte de la Generalitat. Además, el tribunal le señala como supuesto copartícipe del delito de financiación ilegal de su partido durante la campaña electoral de las elecciones de 2007, tras la que Camps ganó su segunda mayoría absoluta.

Camps halagó a los consellers salientes, a los que calificó de 'amigos'

Con un escueto 'no', Camps descartó que la situación judicial de Rambla haya influido en su decisión de apartarlo del gobierno. El presidente halagó a los consellers salientes, a los que calificó de 'amigos'. Afirmó que su nuevo gobierno, que tiene diez consejerías frente a las 13 de la pasada legislatura, estará marcado por la eficacia y la austeridad, con la reducción de un 30% de altos cargos. Entre las nuevas caras del nuevo Consell, destaca Lola Johnson, hasta ahora directora de Canal 9, y que será la portavoz del Gobierno y asumirá la cartera de Turisme, Cultura y Esport.

Camps está imputado por presunto cohecho pasivo impropio en el llamado caso de los trajes. Se le acusa de recibir miles de euros en ropa de la trama corrupta. Los presuntos hechos sucedieron en el mismo periodo de tiempo en el que los empresarios autores de las dádivas recibieron millonarios contratos de la administración autonómica. Tal situación judicial convierte al presidente en el único imputado de su gobierno. No así en su grupo, donde están incluidos otros tres imputados y seis implicados.