Público
Público

Camps silencia una campaña del PSPV que le vincula con la 'Gürtel'

La Generalitat se aferra a una norma estatal que prohíbe la publicidad política

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Los valencianos ya no pueden escuchar en la radio una campaña publicitaria del PSOE regional en la que se tratan temas espinosos para el Gobierno autonómico, como la presunta corrupción de su cúpula salpicada de imputados en el caso Gürtel o sus dificultades económicas. Tras dos meses en antena, las emisoras dejaron de emitir las cuñas publicitarias el pasado miércoles, después de recibir una carta de la Generalitat valenciana en la que se les informaba que una ley de ámbito estatal prohíbe la publicidad política en la radio fuera de las campañas electorales.

En las cuñas publicitarias, el candidato de los socialistas valencianos, Jorge Alarte, prometía a los electores que 'juntos', harán 'que esto cambie', después de una narración de los principales problemas del País Valencià seguidas de críticas a Francisco Camps, como que 'va a arruinar' a todo el mundo o 'este es el PP de Camps', no se puede 'seguir así'.

En la cuña dedicada a la presunta corrupción del PP valenciano, un locutor enumeraba los escándalos que han estallado en los últimos meses o años, como los llamados Gürtel o Brugal o el que afecta a Carlos Fabra, presidente de la Diputación de Castellón, imputado por tráfico de influencias y delito fiscal desde hace siete años, y recordaba las conversaciones grabadas entre Camps y empresarios implicados en la trama Gürtel.

Otros anuncios hacían referencia a los retrasos en la Ley de Dependencia, a la falta de colegios que se suplen con la proliferación de barracones o aulas prefabricadas que se perpetúan durante años, o a la manipulación de la televisión pública valenciana, en la que la presunta corrupción de los dirigentes conservadores se oculta o se relega al final de los informativos mientras se reducen al mínimo las apariciones de los líderes de los partidos de la oposición.

La misiva enviada por la Generalitat a los medios de comunicación recuerda que se enfrentan a una multa entre 50.000 y 100.000 euros si las cuñas siguen emitiéndose. El requerimiento de la Generalitat se basa en la Ley General de la Comunicación Audiovisual, impulsada por el Gobierno central, que prohíbe la 'comunicación comercial de naturaleza política' fuera de las campañas electorales.

Fuentes del Ministerio de Presidencia explicaron que la norma, que se aprobó el pasado mes de marzo y entró en vigor en mayo, persigue evitar el 'enrarecimiento del ambiente social' que provocaría el bombardeo continuo de mensajes políticos a través de la publicidad audiovisual, ya que en España, a diferencia de los países anglosajones, no existe tradición en este tipo de prácticas. También tiene como objetivo evitar que los partidos con más dinero eclipsen al resto.

Alarte acusó ayer al PP de tener 'tics autoritarios'. El líder socialista denunció que la Generalitat ha hecho uso de la ley justo ahora, cuando el PSOE ha completado su campaña en las radios con un anuncio en los cines. '¿Han visto ahora la campaña o han visto ahora la ley? ¿Qué es lo que no quieren que les digamos a la gente?', se preguntó. Respecto a la norma esgrimida por la Generalitat, Alarte afirmó que es 'una ley reciente' y todavía, por tanto, 'difícil de interpretar'.