Público
Público

Camps y Feijóo piden aplazar la deuda de sus autonomías

Han realizado juntos la última etapa del camino de Santiago para pedirle al santo "por el país, por el Papa, por El Rey y la familia real"

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El presidente de la Comunidad Valenciana, Francisco Camps, se ha sumado a la Xunta de Galicia para pedir al Gobierno central un aplazamiento de la devolución de los anticipos recibidos en 2008 y 2009 del sistema de financiación autonómica.

Camps lo hizo después de recorrer con el presidente gallego, Alberto Núñez Feijóo, el tramo final del Camino de Santiago que separa el Monte do Gozo de la Plaza del Obradoiro, con motivo de la celebración del Día de Valencia en el Xacobeo.

En una comparecencia conjunta en el Pazo de Raxoi, Camps afirmó que los ejecutivos gallego y valenciano 'comparten' la petición de que se 'pacte una devolución en el medio y largo plazo' de los fondos que reclama Moncloa, de forma que 'podamos seguir mantenendo el nivel de compromiso con nuestros conciudadanos en la atención de sus necesidades más importantes y directas'.

En las últimas semanas, la reclamación gallega sumó también el apoyo de Canarias para demandar una reunión urgente del Consejo de Política Fiscal y Financiera (CPFF), con el fin de abordar la concesión de una prórroga a las autonomías.

Por su parte, Núñez Feijóo destacó la 'visión compartida' con Camps del Estado de las autonomías y de la 'alta prudencia' que la coyuntura económica exige a los jefes de los gobiernos autonómicos para 'garantizar y proteger la calidad' de los servicios públicos.

Tras agradecer el esfuerzo por 'contar los problemas compartidos a los valencianos y gallegos' de forma simultánea, el titular del Ejecutivo gallego apostó por mantener un camino 'de prudencia y responsabilidad' que garantice las prestaciones públicas, con el que tratar de 'disminuir el desmoronamiento económico' de España y de las haciendas autonómicas.

Camps recorrió el último tramo del Camino de Santiago como 'católico y español'. El President decidió prescindir de su americana azul para recorrer la distancia que separa el Monte do Gozo de la Praza do Obradoiro, aunque le llevó algo más del tiempo habitual. Algunos otros caminantes con los que se cruzó en la breve etapa aprovecharon para mostarle su apoyo: 'Este Camps como mola, se merece una ola', fue el improvisado eslogan de un grupo de perigrinos alicantinos.  El presidente gallero, Núñez Feijóo, le acompañó en el paseo hasta el templo.

En palabras del dirigente de la Xunta, los gallegos y valencianos comparten la visión de 'unidad y pertenencia' y, por ello 'sus pueblos no viven su diversidad cultural ni lingüística como un trauma que genera tensiones'.

Por su parte, Camps quiso señalar que 'El Camino lo considero propio, los valencianos lo consideramos propio'. Su pretensión para hacer el Camino, dice, era  'acercarse al patrón para pedirle por el país, por el Papa, por El Rey y la familia real'.

El dirigente valenciano aprovechó su presencia ante el santo para acordarse de todo el mundo: 'Todas las personas tienen todo el derecho del mundo a tener un trabajo y, por lo tanto, su prosperidad personal, familiar y también laboral', ha agregado a su petición al Apóstol Santiago antes de acudir, no sin hacer cierto esfuerzo por esquivar las preguntas de los periodistas, a la catedral para realizar la ofrenda en la misa del peregrino.

Una vez dentro, Camps tuvo un breve papel durante la ceremonia, en la que volvió a expresas sus deseos, sobre todo el de ' que los nietos de mis hijos sigan abrazando la fe cristiana, igual que yo la abracé de mis mayores'.