Público
Público

Cáncer de pulmón, ¿cuestión de género?

Cuatro oncólogas alertan del incremento de la enfermedad en mujeres y crean una línea específica de investigación

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Desde la más tierna infancia, los niños y las niñas comienzan a aprender que sus cuerpos no son iguales. Poco más tarde, se dan cuenta de que la mayoría de las veces tampoco comparten razonamientos ni formas de ver la vida. Pero ¿y la salud? ¿Hombres y mujeres comparten enfermedades y tratamientos por igual?

Aunque todavía existen muchas lagunas en cuanto a este tema, un grupo de trabajo independiente, liderado por cuatro mujeres especialistas en oncología, ha protagonizado recientemente el primer Simposio sobre Cáncer de Pulmón en Mujeres. ¿El motivo? 'El llamativo incremento de casos que se están dando en España en los últimos años', afirma Pilar Garrido, jefa del Servicio de Oncología del Hospital Ramón y Cajal de Madrid y una de las coordinadoras del grupo. En 2006, la Encuesta Nacional de Salud reflejaba que 1.360 mujeres habían fallecido a causa de un tumor maligno de tráquea, bronquios y/o pulmón. En 2008, el Instituto Nacional de Estadística (INE) aumentó ese dato hasta los 3.050 casos.

El número de mujeres y hombres fumadores se está igualando

Aunque las cifras no alcanzan el nivel de mortalidad masculina (en 2008 fallecieron 17.163 hombres por este tipo de cáncer), las expertas coinciden en resaltar la necesidad de estudiar la enfermedad en las mujeres españolas. 'En Europa, la cifra de hombres y mujeres con este cáncer no llega a igualarse pero cada vez está más cerca', justifica Dolores Isla, otra de las coordinadoras, especialista en oncología del Hospital Clínico Lozano Blesa de Zaragoza.

'Cuando empezamos a hablar de la gran cantidad de mujeres con cáncer de pulmón que acudían a nuestras consultas, creíamos que se trataba de fallos diagnósticos. Pero es un problema real que se agravará mucho más en los próximos años si no ponemos solución', manifiestan ambas doctoras. Según un informe del Observatorio Español sobre Drogas (2008), el porcentaje femenino de jóvenes y adolescentes fumadoras ya sobrepasaba al de los varones de esa edad, con un 33,8 % frente al 30,9%, respectivamente.

Según expertos, 'hay más susceptibilidad femenina a padecer esta enfermedad'

La encuesta sobre consumo de tabaco realizada hace dos años por el Comité Nacional para la Prevención de Tabaquismo puso de manifiesto que las mujeres son más reticentes que los hombres a la hora de dejar el hábito. 'Tienen miedo a dejar de fumar porque van a engordar. Es necesario que alguien les diga que es mejor engordar un par de kilos que llegar a padecer un cáncer de pulmón', aconsejan las doctoras.

Por este motivo, la información es fundamental: 'Hay que crear una campaña preventiva específica para ellas, porque todavía conciben el cáncer de pulmón como un problema sólo de varones', alertan.

Pero esa no es la única conclusión a la que ha llegado el grupo de trabajo. También es necesario establecer una perspectiva de género en los estudios sanitarios, al menos, en la investigación en este tipo de cáncer. 'Hay estudios que indican mayor susceptibilidad femenina a padecer esta dolencia. También está demostrado que las mujeres viven más que los hombres que también la sufren y, además, soportan mejor el tratamiento. Por eso se merecen una atención especial', confirma Garrido.

Además, 'el cáncer de pulmón en no fumadores y fumadores pasivos es más frecuente en mujeres que en hombres. Entre los fumadores, ellas desarrollan antes la enfermedad aunque hayan consumido menos tabaco', añade Isla.

La edad de la primera menstruación, el tratamiento hormonal sustitutivo y la toma de anticonceptivos son, entre otros factores, algunos de los elementos que pueden influir en la enfermedad. Por ello, 'se necesita más financiación para poder llevar a cabo una investigación más profunda sobre estas peculiaridades', solicitan las oncólogas.

'Está demostrado que los estrógenos [hormonas femeninas] pueden influir en el cáncer de mama, pero aún no se ha estudiado con el cáncer de pulmón', denuncia Garrido. 'Las mujeres tenemos una biología, una genética y un metabolismo enzimático distinto al de los hombres. Por eso hay que diferenciar estas características en los estudios clínicos', añade Isla.

Garrido aboga por estudiar todos los casos en los que se aprecien estas diferencias: 'No se trata de establecer velocidades distintas en la investigación en hombres y mujeres, pero a las enfermedades que presenten características especiales, como esta, hay que prestarles atención e investigar con más ahínco'.

El grupo de trabajo liderado por Garrido, Isla y las doctoras Felip y Viñolas ya ha empezado a hacerlo. En 2007 crearon una base de datos con la que ya han recopilado información de 876 pacientes. Próximamente crearán una asociación que dedicará su financiación a realizar ensayos clínicos.

Y, aunque se trate de un tema femenino, las coordinadoras no son las únicas interesadas en el proyecto. 'No es algo de mujeres para mujeres, sino de oncólogos para mujeres. Hay muchos profesionales interesados en este tema', concluye Garrido.