Público
Público

El candidato del PSOE pide en Valencia no hacer concesiones al pesimismo

Rubalcaba apeló a la defensa de lo público y al Estado del bienestar, del que los socialistas son "arquitectos"

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Conjurar el 'pesimismo' del electorado de izquierdas y sortear la enorme grieta de las encuestas. Este es el propósito de Alfredo Pérez Rubalcaba, candidato socialista a la presidencia al Gobierno, de cara a las elecciones generales del próximo 20 de noviembre. Y a eso dedicó buena parte de su discurso ayer en Valencia, a masajear la fe de los cerca de 2.500 asistentes que abarrotaron ayer el pabellón del Cabanyal. Para ello apeló a la lírica progresista de siempre: la defensa de lo público y el Estado del bienestar, del que los socialistas son 'arquitectos'.

'No quitaré ni un euro de la educación, ni un servicio sanitario, ni un quirófano, ni una consulta, no dejaré que el sistema de pensiones esté en riesgo y seguiré aplicando la Ley de Dependencia cueste lo que cueste porque es el cuarto pilar de nuestra democracia', recitó Rubalcaba de carrerilla.

Y acto seguido el aspirante a la Moncloa llenó de suspensos el expediente del adversario: 'El programa de Rajoy es cero, cero: cero propuestas, cero compromisos, cero, cero, cero'.

'El programa de Rajoy es cero, cero: cero propuestas, cero compromisos, cero, cero, cero'

Rubalcaba se adentró por el camino de las propuestas con la promesa de un nuevo tributo para grandes fortunas que mejore el actual Impuesto de Patrimonio, cuya restitución convalidó ayer el pleno del Congreso.

En ese sentido, el candidato socialista, como ya hiciera el pasado sábado en una entrevista radiofónica, afirmó que este gravamen 'es mejorable' y que en dos años, si gana a Mariano Rajoy el 20-N, será sustituido por uno nuevo 'que evite que los que tienen mucha ingeniería fiscal, mucho asesor fiscal listo, puedan evadir impuestos'. Además, recalcó que su prioridad es 'el empleo', por lo que también remarcó su iniciativa de creación de un impuesto 'sobre los beneficios bancarios'.

En clave valenciana, Ru-balcaba se refirió al Cabanyal, el barrio marinero de alto valor patrimonial que el Ayuntamiento de Valencia, del PP, prevé derruir para prolongar una avenida, como 'un sitio para hablar de la lucha por la decencia'. También mencionó de refilón los estragos de la Gürtel en el PP valenciano. 'Aquí han pasado cosas muy feas y difíciles de entender', lamentó. Por su parte, el secretario general del PSPV-PSOE, Jorge Alarte, criticó 'el nepotismo' y la 'vergüenza sin disimulo' de los conservadores por nombrar portavoz del Consell a Lola Johnson, exdirectora de Canal 9.