Publicado:  07.08.2010 22:10 | Actualizado:  07.08.2010 22:10

La candidatura del PSOE en Madrid saldrá de primarias

Zapatero no convence a Tomás Gómez para que ceda pacíficamente el paso a la ministra Trinidad Jiménez. La ejecutiva federal habla de apuesta por "la democracia interna" y elude el término "fracaso

Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El PSOE de Madrid elegirá a su cabeza de cartel para las autonómicas de 2011 mediante elecciones primarias. Así se hizo firme en la noche del sábado después de que, tras una reunión de más de dos horas celebrada en secreto a media tarde, Zapatero no lograra convencer al secretario general del PSM, Tomás Gómez, para que retirase su candidatura y cediera pacíficamente el paso a la ministra de Sanidad, Trinidad Jiménez.

El del sábado fue el tercer y último intento del presidente por evitar las primarias tras la conversación que sostuvo con Gómez en el último tramo de julio y tras la frustrada reunión que el mismo Zapatero canceló el viernes ante la certeza de que el líder del PSM se enrocaría en mantenerse en la carrera electoral.

En el último mes, la dirección socialista se había esforzado por persuadir a Gómez para que se apartara en favor de Jiménez, mejor valorada en los sondeos internos para disputar a Aguirre el Gobierno de Madrid. Explicó así los hechos: lo sucedido es una "apuesta por la democracia interna", adoptada de manera conjunta por Zapatero y Gómez, asegura la nota oficial remitida desde la sede federal del PSOE a las 22.45 horas.




Fuentes de la ejecutiva consultadas por Público eludieron asimismo hablar de fracaso y remacharon que, ahora, serán los militantes quienes opten. La nota oficial hace una mención expresa a esa cuestión: serán los afiliados los que decidan quién será "su candidato o candidata".

Las citadas fuentes dieron por muy probable que Zapatero ya haya hablado con Trinidad Jiménez, y aseguraron que será ella ahora quien anuncie su presentación como rival de Gómez si es que finalmente acepta jugar ese papel.

Pese a las cautelas empleadas en el entorno de la dirección socialista, todo indica que la decisión ya está tomada pero que el presidente quiere que sea la titular de Sanidad la que administre los tiempos. No puede descartarse, sin embargo, que se cumpla la hipótesis de un tercer nombre. Cuando la crisis afloró hace dos semanas, el equipo de la sede de Ferraz advirtió de que si Gómez se enrocaba en la idea de ser cabeza de cartel, podía toparse con algún adversario distinto a Trinidad Jiménez. Entre ellos, Ruth Porta, senadora e histórica dirigente del PSM. Sea como sea, las candidaturas deben presentarse entre el 6 y el 21 de septiembre. Y la votación se realizará del 25 de septiembre al 3 de octubre.

"lealtad absoluta"a  Zapatero

En la noche del sábado, la ejecutiva federal optó por el tono diplomático. El comunicado de la dirección socialista presenta como una decisión compartida por Zapatero y Gómez la de "apostar por los mecanismos de democracia interna que rigen en el PSOE". Y, tras la guerra de calificativos de la semana pasada, incorpora un guiño de respeto hacia la persona de Gómez: "El secretario general del PSOE -dice el texto- ha trasladado al dirigente madrileño su reconocimiento por la tarea realizada al frente del partido en Madrid, así como su derecho a ser candidato".

También la ejecutiva del PSM envió un comunicado, que llegó a las redacciones después que el de Ferraz y cuyo primer párrafo va dedicado, íntegramente, a reivindicar la discreción de quienes dirigen la federación madrileña. A diferencia del texto de la ejecutiva federal, la nota del PSM no hace mención a decisiones compartidas entre Zapatero y Gómez, aunque proclama "lealtad absoluta al proyecto socialista que lidera" el presidente.

"El secretario general de los socialistas madrileños, Tomás Gómez -reza el comunicado-, ha transmitido al secretario general del PSOE, José Luis Rodríguez Zapatero, la decisión colectiva, adoptada tras un proceso de reflexión compartida, de presentar su candidatura a la Presidencia de la Comunidad de Madrid".

Se da por muy probable que el paso adelante de Jiménez ya esté cerrado

La alusión a la "decisión colectiva" engarza con la estrategia seguida en los últimos días por el equipo de Gómez. Y esa estrategia ha pivotado sobre la idea de que el líder del PSM no se negaba a tirar la toalla por ambición o tozudez personal sino porque tras él está el conjunto de la organización. En otros sectores, ese discurso se ha interpretado como un aviso a la ejecutiva federal sobre el poder de movilización que poseen Gómez y su círculo.

El inicio del curso político será clave para los socialistas madrileños. Será entonces, entre el 6 y el 21 de septiembre, cuando se formalizará la presentación de las candidaturas de cara a las elecciones a la presidencia de la Comunidad de Madrid y a la alcaldía de la capital. Y entre el día 25 y el 3 de octubre se celebrarán las primarias que consagrarán a los candidatos definitivos. El procedimiento de elección de candidatos a través de primarias, ya se dio de forma masiva en 1998. Tras la elección de Joaquín Almunia como secretario general a través de ese mismo sistema, se llevó a cabo un macroproceso de cara a los comicios autonómicos y municipales que se celebrarían en 1999. Se convocaron primarias en seis comunidades autónomas. Ese fue el caso de Aragón, Balears, Canarias, Murcia, Navarra y País Valencià. Y se siguió ese mismo sistema para dar con los candidatos por el PSOE a las alcaldías de 44 municipios de más de 50.000 habitantes. Entre esas localidades estuvo la ciudad de Madrid donde, finalmente, fue el ex ministro de Asuntos Exteriores Fernando Morán el que optó a la alcaldía. Venció a Joaquín Leguina, militante al que respaldaba la dirección del PSOE. 

PUBLICIDAD

Comentarios