Público
Público

Cañete aboga por saltarse la ley en el traspaso de poder

Cree que la situación permite "pasar por encima de los requisitos legales". El PP pide un proceso "ejemplar"

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Los pasos a seguir para el traspaso de poderes una vez que se celebran unas elecciones generales no se inventaron ayer. Los marca la Constitución Española y el reglamento del Congreso de los Diputados. Es decir, la ley. Pero, pese a este detalle, en el PP surgieron ayer voces que insta-ron a agilizar estos plazos al máximo, violando incluso lo que establece la legislación.

El más claro a la hora de verter esta opinión fue Miguel Arias Cañete: 'Es obvio que, cuando un sistema legal como el español tiene una transición de poder tan larga, de un mes, y una situación económica de alta inestabilidad, hay que pasar por encima de los requisitos legales y establecer una coordinación muy profunda, porque los mercados no esperan a que las cámaras se constituyan', consideró en declaraciones a la Cadena Ser.

Cañete es el presidente del Comité Electoral Nacional del PP. En esta última convocatoria ha ocupado el puesto número cinco de la candidatura por Madrid y figura en todas las quinielas de futuros ministros de Mariano Rajoy.

Fue el pasado 27 de septiembre cuando el Boletín Oficial del Estado publicó el real decreto de disolución de las cámaras debido a la proximidad de las generales. En su artículo 5 figuraba que, 'celebradas las elecciones convocadas por este real decreto, las cámaras resultantes se reunirán, en sesiones constitutivas, el día 13 de diciembre de 2001, a las diez horas'.

Precisamente a esto se refirió el presidente del Gobierno en funciones, José Luis Rodríguez Zapatero, en rueda de prensa, cuando fue preguntado por la petición por parte del PP de agilizar el traspaso de poderes.

El dirigente socialista, que mostró en todo momento la disponibilidad del Ejecutivo saliente de colaborar en todo lo que sea necesario con el entrante, recordó que el 'plazo legal' es que las Cortes Generales se constituyan el próximo 13 de diciembre. Y que será a partir de entonces cuando la Mesa del Congreso decida la celebración del debate de investidura de Mariano Rajoy como nuevo presidente del Gobierno.

La intención de los conservadores es que antes de Nochebuena hayan jurado ya el cargo los miembros del nuevo Gobierno. Se trata de algo que encaja perfectamente en los plazos marcados por la legislación (ver recuadro).

Casi al mismo tiempo que Cañete apostaba por dejar la aplicación de la ley en un segundo plano, Soraya Saénz de Santamaría insistía en la necesidad de exprimir los plazos. Horas después, sería escogida por Mariano Rajoy precisamente para pilotar el traspaso de poderes.

'Hay una fórmula de traspaso de poderes con una serie de plazos que vienen marcados por la Constitución y las leyes y que está pensado para legislaturas, digamos, ordinarias. No es que esta sea extraordinaria, pero sí hay problemas extraordinarios que exigirían que ese periodo de vacación entre uno y otro Gobierno no existiera'. sostuvo en la cadena Cope la portavoz del PP en el Congreso de los Diputados de la pasada legislatura en la.

Pese a declaraciones como las de Cañete, fuentes del PP aseguraron ayer que su intención sí es la de agilizar al máximo los plazos, 'pero dentro de lo que prevé la legislación'. Lo que pretenden es que, dada la delicada situación económica que atraviesa el país, no haya ningún obstáculo que dilate los plazos legales. Así se manifestó la número dos del PP, María Dolores de Cospedal, en la rueda de prensa posterior al Comité Ejecutivo Nacional.

Con el mismo argumento de la delicadeza de la situación, los conservadores consideran necesario que cualquier decisión que tenga que tomar en los próximos días el Gobierno saliente sea consensuada con ellos.

Zapatero subrayó ayer en la rueda de prensa que su disposición es la de 'máxima colaboración con el PP' (ver página 2).

La intención del Partido Popular parece la misma. Su portavoz, Esteban González Pons, subrayó ayer su confianza en que este proceso para el que trabajan desde ayer será 'ejemplar y modélico'.