Público
Público

Cañete asegura que España cumplirá con los objetivos de Kioto en 2012

El ministro de Medio Ambiente afirma desde la cumbre del clima en Doha que "es complejo, pero no imposible" lograr un nuevo acuerdo

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El ministro de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente, Miguel Arias Cañete, ha asegurado que 'España cumplirá con su objetivo en el primer periodo de compromiso del Protocolo de Kioto, que finaliza este año 2012'.

España es un país cuyas emisiones de gases de efecto invernadero representan el 1% de las emisiones globales. Aunque este dato 'pueda parecer pequeño, nuestra ambición y nuestro compromiso contra el cambio climático son muy grandes', ha añadido el ministro.

Ante el plenario de la Conferencia sobre el Cambio Climático de la ONU que tiene lugar en Doha (Qatar), Arias Cañete ha explicado que este cumplimiento 'no debe ser excusa para no dar los pasos adecuados'. España se ha marcado como 'meta prioritaria' revertir la situación actual y para ello ha dado un giro a la política de cambio climático que 'permita incentivar pasos hacia una economía baja en carbono'.

El ministro ha añadido que el esfuerzo para ser efectivo 'necesita sumarse al esfuerzo global'. Ha señalado que todos los países tienen que unirse a este compromiso global e 'integrarlo en sus estrategias' para poder avanzar hacia sendas de crecimiento bajo en carbono que 'reviertan las tendencias actuales en sus emisiones'.

El ministro ha señalado que esta transformación 'exige' tecnologías accesibles y financiación predecible que los países desarrollados deben facilitar. Arias Cañete ha afirmado que para que Doha sea el éxito 'que todos anhelamos' debe resolver en un paquete equilibrado todos los procesos sobre la mesa de negociación. 'Este equilibrio es complejo, pero no imposile', ha añadido.

Arias Cañete ha explicado cómo Doha 'debe aspirar a ser la Cumbre' que asegure, por un lado, el marco jurídico internacional actual de lucha contra el cambio climático, como modelo transitorio hasta 2020; y, por otro lado, marcar el ritmo de la nueva fase de negociación que se ha abierto para acordar un nuevo acuerdo jurídicamente vinculante en 2015.