Público
Público

La cara de Carlos Fabra 'cuesta' 30.000 euros

 El Bloc se sienta en el banquillo por imprimir su rostro en boletos de lotería

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El rostro de Carlos Fabra cuesta 30.000 euros. Es la tasación que realizó ayer su letrado en el juicio celebrado en Castellón contra el Bloc de Ontinyent por usar su rostro en 1.200 papeletas del pasado sorteo del Niño. La multa fue estimada parcialmente por el fiscal, que solicitó una rebaja por considerarla 'excesiva'.

'Siempre toca'. Con estereclamo se vendieron los décimos. Y no hubo engaño; el bombo dejó 12 euros por papeleta. Una cantidad exigua si la comparamos con los 250.000 euros que ganó Fabra en lotería entre 2000 y 2004. O los dos millones que se embolsó con el Niño en 2008.

Las cifras alertaron a la Agencia Tributaria, que describe una agujero de 980.000 euros defraudados y 5,3 millones sin justificar. Además de por delito fiscal, el expresidente de la Diputación de Castellón también está imputado por prevaricación, soborno y tráfico de influencias.

El abogado del Bloc pidió desestimar la demanda sobre 'una crítica irónica' de un personaje público. 'Se insinúa que Fabra compra los décimos premiados y blanquea dinero y la acusación del fiscal sobre el presunto fraude es suficiente para que los políticos del Bloc le critiquen', dijo.

No es la primera vez que una sátira a la buena suerte de Fabra acaba en los tribunales. El político castellonense también denunció a Esquerra Unida por un campaña en la que aparecía vestido de presidiario mientras soplaba unos número de la suerte. La denuncia fue archivada en abril de 2010.