Público
Público

Caravana de alegría al aeropuerto

Los miembros de Barcelona Acció Solidària organizan una comitiva festiva para recibir en El Prat a sus compañeros

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Besos, abrazos, lloros. Emoción sin contener. Muchos integrantes de la caravana solidaria para África se reencontraron hoy para improvisar una comitiva alegre y festiva hacia el aeropuerto. Nada que ver con el triste regreso a Barcelona cuando tres compañeros se habían quedado secuestrados en un enclave desconocido del desierto.

Hacia las diez de la noche, encabezados por el camión Correcaminos, que pertenece al presidente de Barcelona Acció Solidària (BAS), Francesc Osan, los compañeros de Roque Pascual y Albert Vilalta se pusieron uno detrás de otro para llegar al aeropuerto del Prat. No era África, pero la alegría era difícil de superar.

'Ahora podemos llorar de alegría, hasta ahora era de tristeza'

Alicia Gámez, la cooperante secuestrada junto a Pascual y Vilalta pero liberada tras seis meses de cautiverio, también se desplazó al aeropuerto, aunque no participó en la marcha automovilística. Entre los que se unieron a la procesión festiva, Xavier Cambra, amigo personal de Roque Pascual, defendió la validez de la acción del BAS. 'Es una forma de asegurarnos que la ayuda llegue a los proyectos y que esté controlada de forma permanente', aseguró Cambra, que lidera la asociación Solidaritat amb Senegal.

Xavier Cambra se mostró convencido de que Pascual, una vez se recupere de los meses de secuestro, seguirá trabajando para BAS. 'Cuando hicimos la caravana nadie nos había dicho que la carretera en Mauritania era peligrosa', añadió en defensa de las críticas de actitud temeraria que han recibido por parte de ERC.

Barcelona Acció Solidària recoge material de 40 ONG distintas y monta cada noviembre una caravana de camiones para distribuirlo entre Marruecos, Mauritania, Mali, Senegal y Gambia. Una de esas ONG beneficiarias es AEDEA (Asociación para el Espíritu Humanitario de España para Africa). Su presidente, el gambiano Jawuru Singateh, se unió a la comitiva de recepción en el aeropuerto y censuró duramente a los secuestradores. 'Yo soy musulmán y el islam no permite que una persona haga sufrir al prójimo y menos a uno que está ayudando a otro, y por eso hay que destacar que esos radicales no tienen apoyo entre la gente de esos países africanos'.

De la Vega confirmó a la ONG la liberación de los dos cooperantes

La espera fue tensa en la sede de BAS toda la mañana. Parecía que la confirmación definitiva de la liberación nunca iba a llegar. Cada vez que sonaba el móvil de algún miembro de la ONG, se esperaba la noticia. Pero siempre era una falsa alarma. Después de casi nueve meses de incertidumbre, podría pensarse que ya no venía de unas horas de más, pero no fue así. Desde el domingo a las cinco de la tarde, cuando las agencias de noticias empezaron a informar de la liberación, hasta hoy a las dos de la tarde, cuando se confirmó oficialmente, los allegados y los compañeros de la caravana solidaria estaban muy nerviosos.

La llamada llegó a las dos de la tarde. Fue María Teresa Fernández de la Vega, vicepresidenta primera del Gobierno, quien confirmó la noticia. Albert y Roque ya estaban, oficialmente, de regreso. 'Ahora descorcharemos unas botellas de cava que teníamos en la nevera esperando esta ocasión', se regocijó el director de la operación que terminó en pesadilla. Todavía no hay decisión sobre si la caravana se repetirá este año'.

En Santa Coloma de Gramenet, localidad de Roque Pascual, la noticia de la liberación se acogió con tanta alegría que se consideró como si ya hubiera empezado la fiesta mayor, prevista para el próximo 3 de septiembre. El muro de la página personal del Facebook del hijo de Roque Pascual se llenó de felicitaciones.La alcaldesa de la ciudad, Núria Parlon, amiga personal de Pascual, aseguraba que se trataba de 'la mejor noticia del año' en un municipio donde todavía se actúa para desvanecer la sombra de la corrupción urbanística del caso Pretoria. El cooperante vivió muy de cerca este caso como consejero delegado de Gecoinsa, una de las constructoras más importantes de Santa Coloma.

'Ahora podemos llorar de alegría, hasta ahora llorábamos por la tristeza', explicó hoy la portavoz de Tabasa y Túnels del Cadí, Mercè Beltran. Albert Vilalta es director general de ambas empresas. Los trabajadores de las oficinas centrales en Barcelona respiraron tranquilos tras muchas horas 'pegados al televisor' a la espera de la confirmación del regreso. 'La idea es celebrarlo bien cuando vuelva Albert', dijo Beltran.

El alcalde de Barcelona, Jordi Hereu, que ha participado en todas las concentraciones de cada miércoles en Barcelona para pedir la liberación, celebró la noticia y aseguró que 'nadie cortará nunca la voluntad solidaria de Barcelona'.