Público
Público

Carcaño a Benítez: "Lo único que te quiero decir es que digas dónde está Marta"

El asesino confeso de la joven se ha enfrentado en un careo a su presunto cómplice en la desaparición del cuerpo

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Finalmente Miguel Carcaño y Samuel Benítez se han tenido que enfrentar a un careo, con el que se ha puesto punto y final a la cuarta jornada del juicio por la violación y muerte de Marta del Castillo.  

En él, Carcaño ha vuelto a acusar a Benítez de llevarse el cuerpo de la joven para ocultarlo y le ha pedido que revele su paradero: 'Lo único que te quiero decir es que digas dónde está Marta'.

El careo, que ha durado menos de tres minutos, ha sido solicitado por el abogado que ejerce la acusación particular en nombre de los padres de la joven, José María Calero, para aclarar las 'contradicciones' en torno a 'quiénes y cómo' hicieron desaparecer el cuerpo de la joven, una petición a la que no opuso ni la Fiscalía ni los letrados de las defensas.

Los dos acusados se han sentado en sendas sillas colocadas frente al tribunal y, después de que el presidente del mismo les advirtiera de que el careo debía realizarse sin insultos ni amenazas, Carcaño se ha dirigido a Samuel para decirle que 'lo único que quiero es que digas dónde está Marta', pues 'yo estoy en prisión y tu en la calle'.

Ante ello, Samuel ha aseverado que 'se cree el ladrón que todos son de su misma condición', y ha añadido, visiblemente nervioso y con frases entrecortadas: 'explícame tú quien se va a creer en esta sala, con el máximo respeto a todas las personas que hay en la sala... quién se prestaría a ayudar a la desaparición de un cuerpo cuando otra persona ha sido el que la ha matado, porque yo no'.

'Y explícame cómo es posible que, supuestamente, tu me estés metiendo en una hora, de 21,15 a 21,30 horas aproximadamente, cuando a esa hora estoy yo con mis testigos en Montequinto', y todo ello 'con un coche inventado, que ni siquiera ninguna amistad mía tiene ese coche'. 'Me acusas sin aportar pruebas', le ha espetado Samuel a Miguel, quien se ha referido a los billetes de autobús que demostrarían que el primero acudió a Sevilla en ese medio de transporte, los cuales 'nunca han aparecido'.

'Yo, a tí, no te tengo que demostrar nada, se lo tengo que demostrar al jurado', ha respondido Samuel, tras lo que Miguel ha puesto de manifiesto que 'yo intento demostrar que tú ese día no cogiste el autobús, intento decir que viniste a mi casa en coche y no en autobús, como tú dices, y que tampoco apareciste por la casa es mentira'. Además, ha añadido el asesino confeso, 'está demostrado que tu apagaste el móvil' la noche de los hechos.

'En esa época tu eras más listo que yo, por eso tú estás en libertad y yo en prisión', ha agregado Miguel, lo que ha motivado que Samuel, visiblemente alterado y en tono sarcástico, haya respondido: 'y yo soy Forrest Gump o el primo de Forrest Gump y desde Montequinto a tu casa tardo cinco minutos, ¿no?', lo que ha motivado que el presidente del tribunal le llame la atención.

'No puedo con las acusaciones falsas, es normal que me hierva la sangre, mis disculpas señoría', ha aseverado Samuel, para añadir, dirigiéndose a Carcaño, que 'yo a ti no te tengo que demostrar nada, a quien se lo tengo que demostrar es al señor juez y a sus compañeros'. 'Es fácil acusar en este país sin aportar pruebas; haz como yo, que hablo aportando pruebas', ha concluido Samuel.

Los padres de Marta del Castillo han agradecido al juez que haya accedido a su petición para que hubiera un careo entre Carcaño y Benítez, que han calificado de 'corto'. Sin embargo, han destacado que Carcaño ha asegurado que Samuel llevaba un coche a una fiesta en la que estuvo la noche de la desaparición de Marta.

Antonio del Castillo ha considerado que el careo 'ha sido cortito y se ha dicho poco', con la excepción de que ha destacado 'que Miguel sabía que Samuel iba en coche a la fiesta de Montequinto y por eso lo llama'.

En ese momento Samuel se ha visto 'acorralado' y ha tenido que hacer referencia a unos billetes de autobús que nadie sabe 'si hay o no hay', según el padre. A pesar de que piensa que 'se podía haber preguntado más' e incluso 'haber metido al Cuco' en el careo, el padre de Marta del Castillo ha querido 'agradecerle al juez el detalle' del careo entre Carcaño y Samuel.

Sobre la mirada que ha dirigido a los acusados después de declarar, Antonio del Castillo ha dicho que sólo ha tenido 'un momentito para mirarlos a la cara', aunque la única que le ha mirado a él ha sido María García -novia de Francisco Javier Delgado, hermano del asesino confeso-, mientras que el resto estaba 'con la cabeza gacha'.

Previamente al careo y ante el tribunal, Antonio del Castillo ha dicho que él y su mujer están 'desesperados' por encontrar a su hija y que se sienten 'maltratados psicológicamente' por las distintas versiones de los imputados.

Del Castillo ha relatado el sufrimiento de la familia, la cual creyó 'que se iba a acabar la agonía' al ser detenido Carcaño, pero luego los acusados empezaron a dar 'una versión tras otra, lo que fue un varapalo ver cómo se quedaban con la Policía y con la sociedad entera'.

La madre, Eva Casanueva, ha explicado que Marta había tenido una relación de un mes y medio con Carcaño y que ella misma 'no tenía buen concepto de Miguel porque su hija volvía a casa triste y enfadada'.