Publicado: 07.05.2014 09:36 |Actualizado: 07.05.2014 09:36

Un cargamento de piñas tropicales escondía uno de los mayores alijos de coca de la historia

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

La Guardia Civil ha intervenido 2.500 kilos de cocaína en un contenedor en el puerto de Algeciras (Cádiz) cargado con piñas tropicales, procedente de Costa Rica, han informado hoy fuentes de la investigación. Se trata de uno de los mayores alijos de cocaína intervenidos en un puerto de la Unión Europea, en una operación en la que han sido detenidas cuatro personas en el municipio madrileño de Valdemoro y otras dos en el de Getafe.

La cocaína, de la que se podrían haber extraído más de 20 millones de dosis estaba destinado al mercado de España y de otros países de la UE y fue incauta el pasado 26 de abril en una operación desarrollada por agentes de la Unidad Central Operativa de la Guardia Civil.

La investigación, que ha permitido la detención de cuatro personas en el municipio madrileño de Valdemoro y dos en el de Getafe, se inició a finales de 2012 por agentes de la Policía tras detectar que varios individuos, presuntamente vinculados con el narcotráfico, habían creado una empresa cuya actividad era la importación de fruta desde países de Sudamérica hasta España por vía marítima.

Las indagaciones de los agentes les permitieron comprobar que la empresa investigada movía enormes cantidades de fruta -durante 2013 y 2014 importaron más de 140 contenedores- con la intención de dificultar el control sobre los mismos y de este modo introducir el estupefaciente de la forma más segura posible. De hecho, durante la investigación se controlaron numerosos contenedores y en ninguno de ellos se hallaron estupefacientes.

La Policía empezó a investigar al detectar que relacionados con el narcotráfico crearon una empresa para importar fruta sudamericana

Lo que sí se pudo averiguar es la mecánica que utilizaban para el transporte y distribución. Contaban con una nave en la localidad madrileña de Valdemoro a donde trasladaban los contenedores de fruta desembarcados en diferentes puertos de España. Este lugar lo utilizaban como almacén y como centro de distribución. A finales de abril se descubrió que la empresa investigada iba a recibir en el puerto de Algeciras (Cádiz) tres contenedores cargados con piñas procedentes de Costa Rica. En el interior de uno de ellos se hallaron 2.515 kilos de cocaína distribuidos en 2.296 paquetes que estaban ocultos entre la fruta.

La red tenía previsto trasladar el estupefaciente a la nave industrial de Valdemoro en un camión. En ese lugar, los agentes procedieron al registro de la instalación y a la detención de las cuatro personas que presuntamente iban a hacerse cargo de la cocaína.

Además de estos arrestos, se desarrolló un operativo en Madrid capital y en la también madrileña localidad de Getafe en el que se practicaron tres registros más y se detuvo a dos responsables de la empresa importadora.

La investigación que ha sido coordinada por el CICO ha sido realizada por agentes adscritos a la Brigada Central de Estupefaciente de la UDYCO Central de la Comisaría General de Policía Judicial, la Sección de Patrimonio de la UDEF Central de la Comisaría General de Policía Judicial, el Grupo 1º de estupefacientes de la Brigada Provincial de Policía Judicial de Pamplona, la Sección de Apoyo Operativo de la UDYCO Central de la Comisaría General de Policía Judicial, la Agencia Tributaria y la UCO de la Guardia Civil.