Público
Público

Cáritas critica al Gobierno por reducir las políticas sociales

El presidente de la entidad insta al Ejecutivo a "identificar las prioridades del bien común y poner a las personas por delante de los números"

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

'Las políticas para los mas pobres tienen que ser las primeras y a partir de ahí empezar a construir otras políticas. Las políticas para los últimos no son sólo políticas de acción social sino también políticas de educación, sanitarias, de vivienda y políticas para el desarrollo integral de las personas y las familias'. El secretario general de Cáritas, Sebastián Mora, ha recordado al Gobierno que 'los pobres son los que más sufren la crisis cuando no la causaron' y, aunque de manera tibia, ha mostrado el malestar de la entidad ante la reducción de los fondos públicos recibidos por Cáritas en 2011.

En la presentación de la memoria anual correspondiente al año 2011, Mora ha destacado que, mientras las aportaciones públicas han caído un 2,8%, los fondos privados han aumentado un 3,5% y el número de voluntarios ha crecido un 4%. Los fondos públicos (procedentes de la UE, la administración central y las administraciones autonómicas y locales) son sólo una tercera parte (33,70%) de los recursos de la entidad religiosa. En cambio, los privados (procedentes de aportaciones particulares, de empresas y legados) suponen un 66,30% del total. De hecho, estos fondos han crecido año tras año desde el inicio de la crisis en 2007.

En total, en 2011 Cáritas invirtió 250,6 millones de euros en programas para hacer frente a la pobreza y a la desigualdad, un 1,3% más que en el año 2010. En los últimos cinco años, la red destinó 1.150 millones de euros a sus programas sociales, especialmente en la acogida y atención primaria, la cooperación internacional, la vivienda o la lucha contra el desempleo. 1,8 millones de personas en situación precaria en España fueron atendidas por Cáritas, 200.000 más que en 2010. Además, en el mismo año, la entidad ha ayudado a 4,5 millones de personas de los países del Sur a través de proyectos de cooperación con una inversión de 30 millones de euros.

Mora ha explicado que los pobres de hoy son más jóvenes que antes y que aumenta el número de mujeres que piden ayuda a Cáritas. El secretario general de la entidad también ha señalado la 'invisibilización de los más pobres, porque han visto cómo otras personas que estaban más integradas han ido copando esos espacios. Los más excluidos antes de la crisis, siguen siendo los más excluidos', ha sentenciado

El presidente de Cáritas, Rafael del Río, ha insistido en que la lucha contra la pobreza es algo 'a lo que ninguno de nosotros puede sentirse ajeno' y ha remarcado que 'también compete a los poderes públicos', a quienes ha urgido a 'identificar las prioridades del bien común, y poner a las personas por delante de los números a la hora de articular medidas políticas'.

Preguntado por los efectos de la supresión de la tarjeta sanitaria a inmigrantes, Mora ha señalado que muchos de ellos 'comienzan a tener miedo a acercarse a los centros porque no saben si les harán una factura ni cuándo tendrán que pagarla'. Además, ha asegurado que algunos de ellos están dejando de ser atendidos en sus enfermedades.