Público
Público

Carod ve una pinza "permanente" de Zapatero y CiU contra Montilla

Denuncia ánimo desestabilizador contra el tripartito por la sequía como ya pasó con el Estatut

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Josep-Lluís Carod-Rovira verbalizó con solemnidad lo que muchos dirigentes de PSC e ICV-EUiA, sus socios en la Generalitat, denuncian. El vicepresidente del Govern constató que Zapatero y CiU forman una 'pinza permanente' contra el tripartito que preside el también socialista José Montilla.

No es nuevo que Carod y Esquerra insistan en la comunión de intereses del PSOE de Zapatero y la derecha catalana para que descarrile el gobierno de izquierdas y catalanista instalado en el poder desde 2003.

Pero la actitud de la Moncloa ante la 'emergencia' por al sequía da bríos a sus tesis, apoyadas de forma silente por el sector del PSC más comprometido con el tripartito. Pese a su contundencia, Carod soporta la contradicción de que el trasvase del Segre a Barcelona que Madrid y CiU rechazan ante la Generalitat también tiene detractores en Esquerra.

Ante el consejo nacional de su partido Carod aseguró que la actitud displicente de la Moncloa es 'sorprendente', más cuando se trata de captar agua del Segre a Barcelona con 'carácter temporal'. 'No queremos más deslealtades sino soluciones de Zapatero, que tiene competencias y nuestros recursos', afirmó en la línea argumental de Montilla.

El número dos del Govern recordó que la 'pinza' (que tendría como fin último forjar a medio plazo alianzas entre los socialistas y CiU en el Congreso y en Catalunya) ya se produjo en momentos clave, como la negociación del Estatut. En 2006 Zapatero pactó en la Moncloa 'cargarse' el texto surgido del Parlament con Artur Mas al margen de Pasqual Maragall y a Esquerra.

'¡Basta ya de deslealtad y críticas!', clamó el líder independentista, que renovó su compromiso con la presencia de Esquerra en el Govern como la vía más efectiva para recuperar el autogobierno pleno en el siglo XXI.

Puigcercós, aspirante a liderar ERC, demostró su control del consejo nacional. Pese a la oposición de su rival a la presidencia Ernest Benach, del propio Carod y los dos sectores críticos se aprobó el reglamento del congreso de junio con el 71% de apoyos.

El discutido reglamento incluye garantías legales para el voto por correo y exige un aval del 5% de las bases para concurrir a la presidencia y la secretaria general.

Carod, aun presidente, pidió renovación interna en su informe. Él no se presentará a la reelección pero pretende seguir siendo candidato en 2010.