Público
Público

La carrera por el ATC: Zarra 304 puntos, Ascó 300

Un informe del Gobierno sitúa a la localidad  valenciana a la cabeza de las ocho candidatas. El Gobierno asegura que aún no ha decidido.

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Un informe de la Comisión Interministerial presentado ante el Consejo de Ministros considera al municipio de Zarra (Valencia) como el más apto para la ubicación del almacén de residuos nucleares. 

Aunque el Gobierno valenciano anunció esta mañana que el Ejecutivo central había seleccionado a Zarra como el emplazamiento definitivo, la vicepresidenta primera del Gobierno, Maria Teresa Fernández de la Vega, informó de que la decisión había sido pospuesta. 

El Gobierno quiso dejar claro que el informe no prejuzga como ganadora a ninguna candidatura, sino que expone una valoración conforme a varios criterios, con el objetivo de que sea el Consejo de Ministros el que adopte la decisión final.

En el informe (PDF) aparece una clasificación de los ocho emplazamientos más adecuados, que son, por orden descendente, Zarra (374 puntos), Ascó (Tarragona, 370 puntos), Yebra (Guadalajara, 357 puntos) y Villar de Cañas (Cuenca, 350 puntos).

Estos cuatro emplazamientos disponen de las ofertas de terreno más 'idóneas', y la puntuación técnica asignada muestra 'escasa diferencia entre ellos', advierten las fuentes.

Los otros cuatro son 'válidos', aunque no tan 'idóneos', según la terminología empleada. Los emplazamientos con puntuaciones más bajas son Congosto de Valdavia (Palencia, 324 puntos), Melgar de Arriba (Valladolid, 320 puntos), Santervás de Campos (Valladolid, 319 puntos) y Albalá (Cáceres, 300 puntos).

Zarra obtiene una calificación de 'muy bueno' en once de las veinte categorías evaluadas, incluidas las de calificación urbanística, topografía, actividades nucleares o distancia de transporte, entre otras. Nueva categorías reciben la calificación de 'bueno'.

El Ejecutivo ha debatido el documento, pero ha exigido un informe 'complementario' de carácter jurídico que será realizado por los servicios jurídicos del Estado. Con ese texto sobre la mesa, la decisión definitiva podría adoptarse la semana que viene, aunque las mismas fuentes del Gobierno han apuntado que podría demorarse algo más.

En rueda de prensa María Teresa Fernández de la Vega ha señalado que se trata de un asunto de 'una gran complejidad', al tiempo que ha reconocido que Zarra está 'bien posicionado'. 

La noticia de que el Gobierno había elegido Zarra como la mejor candidata ha sido calificada por el portavoz del PP en las Cortes Valencianas, Rafael Blasco, como 'un nuevo ataque' a las resoluciones del Parlamento valenciano que se opuso a la ubicación de esta instalación. 

El alcalde de Zarra, Juan José Rubio, ha asegurado por el contrario que, en caso de ser seleccionado, el ATC 'dará vida' a la comarca durante los próximos cien años y permitirá a sus vecinos dejar 'un buen legado a sus nietos'.

Desde las organizaciones ecologistas, Greenpeace considera firme que el futuro cementerio nuclear se ubicará en el municipio de Zarra (Valencia), y ha acusado al Gobierno de guiarse por criterios 'electoralistas'. Greenpeace reitera asimismo la peligrosidad de esta instalación y la necesidad de poner en marcha un plan urgente de cierre progresivo de las nucleares con el fin de reducir la producción de los residuos radiactivos y generar un amplio consenso social territorial y político.

También los grupos antinucleares se denuncian el carácter electoral de la decisión. Según la Coordinadora Anticementerio Nuclear de Catalunya (CANC) la candidatura de Ascó sigue siendo la preferida para acoger el cementerio nuclear, y considera el anuncio de Zarra como 'una cortina de humo' ante la inminencia de las elecciones catalanas. 

'Entendemos que estas informaciones sólo pretenden desmovilizar a la sociedad catalana ante las próximas elecciones al Parlament, intentar sacar la cuestión del cementerio de la campaña electoral y ganar tiempo para alargar la toma de decisión hasta pasados los comicios', ha asegurado el portavoz de la CANC, Sergi Saladié.