Público
Público

Carrillo ve al 15-M como "el inicio de una segunda transición" en España

Carrillo reconoce que la última legislatura le ha recordado a la situación "de las dos Españas" de 1936 pese a un gobierno con políticas de izquierdas

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El inicio de una 'segunda transición' en España. Con estas palabras ha definido hoy Santiago Carrillo el Movimiento 15-M que, en su opinión, ayudará a convertir la democracia 'en algo mucho más dinámico' y 'más apreciable'. Un cambio necesario para una España que en la última legislatura le ha recordado a la situación 'de las dos Españas' de 1936 pese a un gobierno con políticas de izquierdas.

Durante su intervención del curso de verano 'Los políticos ante la opinión pública' de la Universidad Rey Juan Carlos, Carrillo ha señalado que este 'movimiento apartidista pero no apolítico' puede suponer el surgimiento de 'la base de un cambio profundo en España'. En concreto ayudaría al surgimiento de una nueva izquierda más moderna y 'puede que hasta una nueva derecha más laica, más democrática y más civilizada'.

Entre los pronósticos que ha hecho el histórico dirigente del Partido Comunista Español destaca su creencia en que 'las circunstancias van a obligar a salir a la calle' a personas de todas las edades, creando una generación que luchará en las calles de Europa por la evolución de la sociedad democrática. Sin embrago, no cree que el movimiento se acabe convirtiendo en un partido político porque, aunque seguirá evolucionando, mantendrá  'su personalidad y su independencia'. 

La corrupción de la sociedad como origen del 15-M

Para Carillo todos los ciudadanos tienen la responsabilidad de ayudar al 15-M que 'representa una transformación social, cultural y política que puede ser fundamental' para el país.

La corrupción de la sociedad que 'no es exclusiva' de la clase política, es una de las claves que según Carrillo hay que tener en cuenta para poder comprender el surgimiento del movimiento. Una corrupción que se ve 'incluso en las capas más modestas'a partir de que los 'neoconservadores' y 'neoliberales' tomaran las riendas de la política europea.

En este sentido, ha explicado que los Gobiernos de los países europeos están desarrollando una política 'orientada única y exclusivamente a recapitalizar la banca, a arañar todos los dineros del Estado y de los ciudadanos hasta el último céntimo, para entregárselos a la banca'.

En su discurso Carrillo ha criticado a las entidades financieras al definirlas como un 'poder fáctico' que destaca sobre el resto de poderes y es más fuerte que el de los Ejércitos, hasta el punto de que 'controlan la política y a los políticos en gran medida'.

Coincidiendo con los ideales y reivindicaciones del movimiento 15 de Mayo, ha recordado que en la actualidad 'lo primero son los bancos', pero que al mismo tiempo 'ese poder fáctico es incompatible, cada vez más, con un sistema auténticamente democrático'.