Publicado: 06.12.2013 18:11 |Actualizado: 06.12.2013 18:11

La Casa de Alba pide un año de cárcel para Diego Cañamero por dañar el honor de la duquesa

También pide dos años para Luis Ocaña, abogado del SAT, y sanciones económicas para los dos por injurias y calumnias al afirmar en 2011 que una empresa de la duquesa contrataba a migrantes de forma ilegal

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

La empresa Eurotécnica Agrícola, propiedad de la duquesa de Alba, ha pedido para Diego Cañamero, portavoz del Sindicato Andaluz de Trabajadores (SAT), un año de cárcel y multas por un valor total de 7.050 euros por delitos de injurias y calumnias al acusarla de pagar en B y contratar irregularmente a inmigrantes.

En diciembre de 2011, Cayetano Martínez de Irujo, conde de Salvatierra e hijo de la duquesa de Alba, afirmaba tras reunirse Cañamero y Sánchez Gordillo [alcalde de Marinaleda] que se retractaba de sus palabras sobre la holgazanería de los campesinos andaluces y se comprometía con el SAT a promover la formación de los agricultores. También reconoció que habría "aprendido mucho" del capo andaluz y los representantes del SAT le habían mostrado una "realidad que desconocía".

Cayetano de Alba: "Tengo voluntad en ayudar al SAT"

Sin embargo, ante esta demanda, parece que las intenciones de acercamiento entre la Casa de Alba y el SAT se han quedado en agua de borrajas.

El escrito de acusación que ha presentado la empresa se dirige contra Cañamero y Luis Ocaña, abogado del SAT, por una rueda de prensa que celebraron el 29 de septiembre del 2011, sólo tres meses antes del citado encuentro, en la que informaron de que habían denunciado ante la Fiscalía a la empresa de la casa de Alba por emplear las subvenciones europeas "en objetivos de dudosa legalidad" y por contratar a inmigrantes irregularmente.

Dicha rueda de prensa se celebró unos días antes de la boda de la duquesa de Alba, de la que el escrito de acusación recuerda que es una persona de proyección pública y añade que la divulgación de ciertos datos "sin la más mínima comprobación" causó daños a la empresa Eurotécnica Agrícola y a sus socios.

En la comparecencia, los dos denunciados divulgaron datos que habían sido suministrados por un antiguo empleado de la empresa y la acusaron "sin pruebas" de delitos contra la Hacienda Pública, de contratar a inmigrantes de manera irregular o de pagar en dinero negro.

Los dos acusados "convocaron a tantos medios de comunicación como pudieron" y con sus palabras "lesionaron gravemente" la dignidad de la empresas querellante, sus socios y accionistas, pero especialmente de la duquesa de Alba.

El escrito de acusación precisa que Cañamero se refirió a ella como una persona que "no ha contribuido a nada, aparte de explotar a nuestros abuelos y nuestros padres".

La acusación imputa a los dos procesados delitos de injurias, calumnias y de revelación de secretos y destaca que, en el caso del abogado del sindicato, lo cometió en el ejercicio de su profesión pues los documentos supuestamente revelados por el extrabajador le fueron entregados "en su despacho profesional y en su condición de abogado".

Por ello, pide para Ocaña dos años de cárcel y cuatro de inhabilitación para ejercer como abogado por el delito de revelación de secretos, junto a una multa de 2.100 euros por un delito de injurias y 3.600 euros por otro de calumnias.

Para Cañamero, la acusación reclama 2.100 euros de multa de injurias, 3.600 euros por calumnias, y un año de cárcel y 1.350 euros de multa por el delito de revelación de secretos.

En la rueda de prensa, Cañamero sostuvo que Eurotécnica Agrícola había contratado de forma irregular a cerca de una veintena de trabajadores, algunos de ellos inmigrantes, en sus fincas de Sevilla y de Córdoba.

Según aseguró, los contratados no figuraban inscritos en la Seguridad Social y sus nóminas no cumplían la legalidad.

El juicio por estos hechos se celebrará en los próximos meses en un juzgado penal de Sevilla, con independencia de las acciones civiles que la empresa se reserva en el proceso correspondiente.