Público
Público

Casas sigue trabajando en su propuesta de sentencia del Estatut

La presidenta establece el procedimiento para fallar votando por preceptos

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

La presidenta del Tribunal Constitucional, María Emilia Casas, seguía ayer trabajando sobre su propuesta de sentencia del Estatut de Catalunya, que parte del quinto borrador de la primera ponente que tuvo la resolución, Elisa Pérez Vera. El resto de magistrados que componen el pleno del alto tribunal todavía no conocen el séptimo intento de dictar sentencia, aunque sí han sido informados ya de cómo se puede articular una resolución realizada tras una votación precepto por precepto.

Pese a convocar, el pasado 31 de mayo, a los diez magistrados que componen el pleno para este jueves, Casas todavía no ha podido ultimar su propuesta de resolución. La presidenta no ha dispuesto de mucho tiempo, ya que asumió la ponencia el 19 de mayo, cuando el vicepresidente, Guillermo Jiménez, renunció al no haber podido conseguir el apoyo que requería para convertir en sentencia su propuesta.

Si el Govern y el Parlament recurren en súplica, será visto por el pleno

El intento de Casas, el séptimo borrador sobre el que trabaja el pleno del Constitucional, sólo puede salir adelante si lo comparten, además de ella los cuatro magistrados considerados progresistas:Pérez Vera, Eugenio Gay, Pascual Sala y Manuel Aragón.

La llave la tiene este último que, pese a que fue elegido por el gobierno, en las dos votaciones prospectivas realizadas sobre el Estatut de Catalunya (en noviembre del año pasado y el pasado mes de abril) se ha alineado con los magistrados más contrarios al texto catalán. Sólo si ahora suscribe la propuesta de Casas, la sentencia podrá salir adelante con el voto de calidad de la presidenta.

La votación punto por punto se ha puesto en práctica en otros tribunales

En cualquier caso, en la recámara sigue la opción que ahora cobra más fuerza: la votación precepto por precepto. Una posibilidad, que se ha puesto en práctica en tribunales constitucionales de otros países en otros asuntos, pero que en el Constitucional se pretendía evitar.

Fuentes del TC señalaron que todos los magistrados cuentan ya con el informe de Casas para realizar este tipo de votación, solicitada desde hace meses por cuatro de los magistrados a los que se considera más conservadores. La presidenta ha estado las últimas tres semanas estudiando cómo la votación se puede plasmar después en una sentencia.

El reparo a utilizar este sistema estriba en la dificultad que presenta redactar una sentencia que recoja todas las dispares posiciones que pueden plantearse entre los magistrados, no sólo ya en cada uno de los 112 artículos y 12 disposiciones impugnadas por el PP, sino en cada precepto que aquellos contengan. Es decir, existe la posibilidad de que haya magistrados que vean constitucional uno de los preceptos de un artículo y, sin embargo, crean incompatible con la Constitución el siguiente.

Sólo se sabe que los diez magistrados que estudian el recurso del PP (Pablo Pérez Tremps no participa al ser recusado y existe la vacante que provocó el fallecimiento de Roberto García-Calvo) se reunirán el jueves en torno a la ponencia que les presente Casas.

El orden del día puede cambiar en función de si el Govern y el Parlament catalán recurren en súplica la decisión del TC de rechazar su petición de que se declarase incompetente. Si presentan la impugnación, será lo primero que vea el pleno.