Público
Público

Cascos no cede y pretende que un congreso lo elija candidato

Busca el respaldo de las bases de Asturias para que no lo llamen "paracaidista"

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Francisco Álvarez Cascos se dejó ver en Madrid la noche del miércoles en un homenaje a su trayectoria política. Pasó cuatro horas junto a los militantes del PP de Moratalaz, que le jalearon en múltiples ocasiones al grito de '¡presidente, presidente!', pero de su boca no salió ni una sola alusión a la posibilidad de que el partido lo nomine como candidato a las autonómicas en Asturias. Lo que sí hizo fue trasladar en privado a algunos de los asistentes que sigue pensando en que la mejor solución para la formación en el Principado es que el candidato surja de un congreso extraordinario.

Fuentes conocedoras de estas conversaciones apuntan a que Cascos está 'ilusionado' con la idea de regresar a la política. Pero que no le gustaría hacerlo señalado directamente por Rajoy. 'No quiere que se diga de él que fue elegido a dedo o que se le llame paracaidista. Le gustaría que fueran las bases quienes lo eligieran', apuntan.

No quiere que se le acuse de haber sido 'designado a dedo', dicen en su entorno

El que fuera uno de los hombres fuertes de los gobiernos de José María Aznar ha mostrado ya en varias ocasiones a la dirección nacional del partido su disponibilidad a ejercer de cabeza de lista para las próximas autonómicas. Pero también ha puesto sus condiciones, entre ellas la celebración de un cónclave extraordinario.

Hasta la fecha, la dirección nacional del PP ha sido tajante en cerrar esta vía. Argumenta que todavía 'no toca' celebrar este tipo de cita en Asturias. Y que los candidatos autonómicos del partido son elegidos por el comité electoral nacional a propuesta del mismo órgano en la comunidad autónoma.

En sentido contrario, los casquistas esgrimen que las tensiones entre los partidarios del ex vicepresidente y los de la concejal Isabel Pérez Espinosa (la candidata que promociona la cúpula del PP de Asturias) sólo acabarían si son los militantes los que deciden de forma democrática quién debe encabezar el cartel.

'Está disponible. Y esperando una llamada de Rajoy', aseguran

No obstante, no ocultan que sólo de este modo Cascos tendría las manos libres para escoger al equipo que le acompañe en la carrera electoral. En este sentido, consideran que, ratificado por un congreso extraordinario, el ex ministro podría hacerse fuerte ante posibles imposiciones de la dirección nacional. 'Voluntariamente, Paco jamás consentiría que la diputada Pilar Fernández Pardo sea candidata a la alcaldía de Gijón, con la que está enfrentado', citan como ejemplo.

En este contexto, y utilizando un símil futbolístico, el ex dirigente conservador ha comentado a su entorno que está 'esperando una llamada del entrenador', en alusión a Mariano Rajoy. Y que su disponibilidad es un gesto de agradecimiento a todos los militantes asturianos que piden su regreso.

Cascos pretende tener manos libres para configurar su equipo

También Cascos cuenta con el respaldo de cargos con capacidad de movilización en las filas conservadoras. José María Aznar, ex presidente del Gobierno, se prestó el miércoles a mandar un mensaje de respaldo a su trayectoria política en una cena en la que se avaló la candidatura del ex ministro. Y la presidenta madrileña, Esperanza Aguirre, consideró que su opción es la mejor para Asturias y para el PP. Este tipo de manifestaciones incomodan a Rajoy.