Público
Público

"Cascos quiere forzar a Rajoy a hacer una cacicada"

Un diputado nacional del PP por Asturias responde a la carta del ex ministro

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

La fractura del PP asturiano va camino de enquistarse. Hace unos días el ex ministro de Fomento Francisco Álvarez-Cascos envió una carta a un numeroso grupo de cargos del partido a nivel nacional para alertar de que la crisis interna de la formación regional, por la elección del candidato para el Principado, puede terminar pasando factura en las generales a Mariano Rajoy.

Ayer, el diputado nacional por Asturias, Jaime Reinares, le respondió con otra misiva. En esta señala que es él quien lleva meses intentando 'forzar' al líder del PP 'a hacer una cacicada contra la voluntad de la inmensa mayoría del partido'. '¿Es eso respeto a la figura de Rajoy? ¿Eso le fortalece? Es evidente que no', dice Reinares. A su juicio, Cascos 'no ha jugado limpio en todo este proceso', entre otras razones, porque en junio planteó al PP nacional la celebración de un congreso extraordinario.

Reinares, que también es concejal de Economía en Oviedo, recuerda a Cascos que no sólo el alcalde ovetense, Gabino de Lorenzo, lo rechaza como cabeza de lista. Afirma que es 'la mayoría del PP de Asturias representado por los responsables de 35 juntas locales, Nuevas Generaciones y la dirección regional', lo que supone más del 85% de los afiliados. Y lo hacen porque entienden que, con él al frente, perderían.

En el documento, Reinares también señala que Cascos se está rodeando de una serie de personas que lo único que busca es 'seguir en la vida pública o volver a la misma si, como promete, va a haber una noche de los cuchillos largos'. 'En el PP asturiano la legitimidad democrática y estatutaria la tiene la dirección actual y quien ha maniobrado al margen y en contra de la misma ha sido Cascos y su gente, con la falta ética que supone ocultar las claves de su estrategia. Todo menos ir de frente y con la verdad por delante', sentencia.

Para el diputado conservador, Cascos está haciendo 'lo mismo' que en 1998 cuando 'se cargó' al Gobierno de Sergio Marqués y 'rompió al PP de Asturias en dos'. 'Ahora, tras más de siete años de vacaciones políticas, dedicado a la caza y a la pesca, cuando las encuestas generan expectativas de gobierno gracias al trabajo de quienes llevamos al pie del cañón todo este tiempo volvemos a la misma situación: Cascos, o gana o rompe la baraja', lamenta.

Ayer también trascendió que en agosto el PP asturiano presentó una denuncia por el robo de su censo de afiliados, datos que, según ellos, utilizan los afines a Cascos. Estos últimos se quejaron de la campaña de 'acoso y derribo' que sufren por parte de la dirección regional y anunciaron que llevarían el asunto al comité nacional de derechos y garantías.