Público
Público

Castells cede y dará cuenta del 'caso Millet' en el Parlament

El conseller asegura a la jueza que no se sintió presionado por el gestor del Palau

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El conseller de Economia, Antoni Castells, comparecerá en el Parlament de Catalunya a petición propia, según anunció ayer tras declarar como testigo ante la jueza Míriam de Rosa por el caso del hotel del Palau de la Música.

El anuncio de Castells llega después de que la oposición haya pedido en varias ocasiones su presencia en la comisión de investigación que se está llevando a cabo en la cámara catalana para dilucidar la posible financiación de CDC uno de los dos socios de CiU a través del Palau. A pesar de todo, el PSC dijo ayer que no cree adecuado que su conseller comparezca en la comisión de investigación y, en cambio, si vería con buenos ojos que lo hiciera en la de Economia.

Según contó el propio Cas-tells, ayer compareció ante la jueza con dos propósitos: colaborar con la Justicia y aclarar que, en el caso del hotel del Palau, siempre actuó en defensa de los intereses públicos.

Y aún así, reconoció que había habido errores en la ejecución de las recalificaciones de usos de los terrenos que debían permitir que los solares adquiridos por el Palau pasaran de educativos a residenciales y, a cambio, la finca propiedad de la Generalitat pasaría de residencial a equipamiento educativo. 'Pero en todo caso, en la operación era imposible que se produjera un perjuicio patrimonial para la Generalitat', sentenció Castells.

En realidad, el conseller descargó responsabilidad en la ejecución del convenio en Immaculada Turu, la directora general de Patrimonio, departamento que depende de Economia. De hecho fue Turu quien ayer reconoció ante la jueza que ya en 2008 supo que el Palau había cedido los terrenos a Olivia Hoteles. También admitió que su departamento no inició ningún trámite para obtener un aval que garantizara como decía el convenio que Castells firmó con Fèlix Millet en 2007 que la empresa constructora sería la encargada de pagar a la Generalitat la pérdida patrimonial sufrida por la permuta de usos.

Sea como sea, con la declaración de ayer parece que el fantasma de la imputación desaparece para Castells. 'Estamos muy contentos', decían ayer en Economía.