Público
Público

Castilla-La Mancha no autoriza el cierre temporal de farmacias

El consejero de Sanidad les da como única opción, ante el impago de 125 millones, pedir créditos

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El Gobierno de Castilla-La Mancha no autoriza el cierre temporal solicitado por un total de 473 farmacias para reclamar el pago de la deuda y ha anunciado que prepara 'medidas preventivas' para garantizar los medicamentos en caso de que se diera una 'situación de riesgo'.

El consejero de Sanidad, José Ignacio Echániz, ha acusado al anterior Gobierno socialista de Barreda de ser el responsable de la deuda de 125 millones de euros con las farmacias y ha señalado que no pagó la factura del mes de mayo 'porque ya no había dinero en ese momento'.

La mitad de la factura de ese mes de mayo se abonó en julio, pero el Gobierno regional adeuda a las farmacias la otra mitad y las mensualidades íntegras de los restantes meses.

Echániz ha dejado claro que el Ejecutivo regional no va a autorizar el cierre temporal de farmacias -solicitado, de momento, por el 81 % de las oficinas de Ciudad Real, el 60 % de Guadalajara y la mitad de Toledo- y ha avanzado que tiene preparadas medidas preventivas en caso de que haya una 'situación de riesgo' en el abastecimiento de medicamentos.

El consejero de Sanidad ha insistido en varias ocasiones en que la única opción para las farmacias hasta que llegue el próximo año y se configure un presupuesto 'serio' es acudir a financiación como ya han hecho 200 farmacias de la región.

'Como no hay otra opción porque la Junta no tiene dinero para pagar, o eso (pedir un crédito), o tendrán la necesidad de cerrar las persianas de sus farmacias. Y como ninguno queremos eso y es imprescindible que sigan dando el servicio, les solicitamos encarecidamente que, por favor, sean responsables y acudan a estas soluciones financieras', ha dicho Echániz.

Solicita una reunión urgente con la ministra PajínEl consejero ha solicitado a la ministra de Sanidad, Leire Pajín, una reunión urgente para pedir ayuda e 'instrumentos' en el conflicto con las farmacias y espera 'celeridad' en la respuesta.

José Ignacio Echániz ha hablado de 'reuniones hasta la extenuación', incluso en fines de semana, con los interlocutores de los farmacéuticos para intentar solucionar este problema y ha avanzado que el Gobierno autonómico también puede cambiar 'las reglas del juego' y 'revisar' la ley de ordenación de las farmacias en Castilla-La Mancha.

'Si hay una actitud beligerante revisaremos cosas que seguro que tampoco les van a gustar. Y preferiría ni siquiera ponerlo encima de la mesa, pero es una alternativa que siempre va a estar', ha advertido.

Echániz ha elogiado, no obstante, a una mayoría de las farmacias, que están 'por la vía del diálogo' y en una actitud 'razonable', y ha criticado a quienes 'montan lío' de forma 'innecesaria' e 'ineficaz', en particular a la patronal empresarial de los farmacéuticos.

En este sentido, el Gobierno de Castilla-La Mancha actuará 'en consecuencia' -como ya hizo al expedientar a las farmacias que cerraron el día 11- si hay 'sujetos' que continúan con su actitud 'irresponsable' porque el abastecimiento de medicinas es un 'derecho esencial' de los ciudadanos.

Echániz ha dejado claro que sus interlocutores son los Colegios de Farmacéuticos y los cuatro distribuidores -Cofarta, Cofares, Cofarcir y Cofarcu- que actúan en la comunidad autónoma, pero no 'otras personas, con nombres y apellidos, que están engañando a sus compañeros y torpedean las soluciones financieras' aportadas.