Público
Público

Catalunya baraja dejar sin ayudas a los universitarios repetidores

El Govern cree que hay alumnos que "están demasiados años en el sistema"

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

La Secretaría de Universidades de la Generalitat estudia dejar gradualmente de subvencionar la carrera a los estudiantes repetidores en aquellos casos en los que está 'poco justificado' que el alumno pase demasiados años en el sistema. La propuesta se enmarca en la política de contención presupuestaria que aplica la Conselleria de Economia (de la que depende Universidades) y que pasará también por el reajuste del mapa de másters, que está 'sobredimensionado' al contar con casi 500 títulos.

El secretario general de Universidades, Antoni Castellà, en una entrevista a Europa Press, no se mostró partidario de seguir subvencionando a los malos estudiantes: 'Debemos afrontar si se sigue ayudando, que yo creo que no, a la mayoría de los estudios de los alumnos que no dan un rendimiento completo'. 'No es posible que la Administración, con impuestos de todos, subvencione a aquel que está muy poco justificado que esté demasiados años en el sistema', dijo.

La Generalitat estudia retirarles gradualmente las subvenciones

La medida, aún sin ninguna propuesta firme, comportaría que se dejara de subvencionar la carrera de forma gradual hasta ir perdiendo esta ayuda. De media, las carreras en universidades públicas están sufragadas casi en un 90%, lo que supone que los estudiantes pagan 1.121 euros de cada curso (que vale 11.210 euros reales) y que al final, cada alumno haya gastado 4.485 euros en una carrera que cuesta 44.851 euros a la Administración.

También se pretende 'racionalizar la oferta' de másters, que ahora es de unos 500, y no programar nuevos. Universidades estudiará si se pueden ofertar másters no subvencionados (el 80% está sufragado) siempre y cuando haya una buena política de becas, que históricamente Catalunya estudia gestionar. La discusión sobre el traspaso de becas se centra ahora en los costes de gestión de las ayudas, que Catalunya cifra en un millón de euros y el Gobierno, en 170.000.

El Govern pretende racionalizar también la excesiva oferta de másters

En este marco de contención, Castellà avanzó que la financiación variable que la Generalitat adeuda a las universidades (en total, 154,6 millones de euros del Plan de mejora 2007-2010) no será satisfecha íntegramente. 'El antiguo Govern [el Tripartito] prometió algo que no existía presupuestariamente y esto es lo que nos hemos encontrado en este momento', criticó el secretario general.

El nuevo modelo tenderá a la financiación por objetivos en una parte 'importante', más allá del actual 10%, lo que supondrá que cada universidad perciba una cantidad diferente en función de sus objetivos de eficiencia y equilibrio presupuestario.