Publicado: 20.12.2011 16:26 |Actualizado: 20.12.2011 16:26

Catalunya cobrará un euro por cada receta médica

La Generalitat ingresará cien millones por el nuevo 'copago' farmacéutico, que olvida las exenciones por nivel de renta o por tipo de enfermedad

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Un fármaco, un euro. Los catalanes pueden ya concienciarse de lo que les tocará pagar a partir de enero cuando vayan a la farmacia a retirar un medicamento con una receta prescrita en el sistema público. La intensificación del copago farmacéutico es cuestión de semanas y, en contra de lo que había advertido el Govern, será de carácter universal, sin atender a niveles de renta ni enfermedades crónicas. La Generalitat ingresará por el denominado "ticket moderador" alrededor de 102 millones de euros.

La tasa, con la que la Generalitat remarca que se quiere evitar "el sobreuso y el abuso" de la prescripción farmacéutica 150 millones de recetas anuales en Catalunya, la cobrarán las propias farmacias, que a cambio se quedarán con un porcentaje. El conseller de Economía, Andreu Mas-Colell, alertó de que se ha querido dar un pistoletazo de salida "simple" a la medida, para introducir exenciones en el futuro.

Los turistas pagarán hasta tres euros por cada noche que pasen en Catalunya

Esta nueva fórmula de copago es una de las medidas recaudatorias introducidas por el Gobierno catalán en su proyecto de Ley de Presupuestos, aprobado ayer, que supondrá un incremento significativo de la presión fiscal de los ciudadanos. Aumentará de un 7,89% al 7,94% en el plazo de un año, provocada por una serie de nuevos tributos que destacan por su falta de progresividad fiscal. Todos los ciudadanos, sean cuales sean sus ingresos, pagarán más en la misma proporción.

Los turistas también sufrirán el afán recaudatorio del Gobierno de CiU. Otra de las novedades fiscales de 2012 será la aplicación de la tasa turística, con la que la Generalitat hará pagar entre uno y tres euros por persona y pernoctación hotelera con un máximo de diez noches, que se establecerá según el tipo de establecimiento. La Administración catalana recaudará otros cien millones de euros con esta medida, que no acaba de convencer a los municipios turísticos, temerosos de que rebaje su competitividad.

La Generalitat incrementará hasta el máximo el céntimo sanitario, que pasará de los actuales 0,024 céntimos por litro de gasolina que grava actualmente a 0,048 céntimos. Esta medida, supuestamente creada para financiar la sanidad, aportará al sistema 130 millones de euros, a los que se habrán de añadir los 240 millones de euros que generarán el Impuesto de Patrimonio.

La Generalitat tira de presión fiscal para ajustarse al objetivo de déficit

A esta retahíla de innovaciones y modificaciones tributarias se añaden otras el alza del canon del agua y el copago judicial, de menor impacto, con las que los nacionalistas intentarán cuadrar las Cuentas de 2012 y no superar el objetivo de déficit del 1,3% (2.740 millones) respecto al PIB.

Los ingresos caerán un 5,9%, hasta los 37.024 millones de euros, una contracción acolchada por las medidas fiscales y por la venta de inmuebles y privatización de entes públicos por valor de 888 millones de euros. Por la vía de los gastos, contribuirán también a la reducción del déficit los ajustes de gasto que se iniciaron a mediados de 2011 y los 625 millones que se recortarán de la masa salarial de los funcionarios. Se prevén 871 trabajadores públicos menos, a los que se tendrá que añadir la reducción de un tercio de la jornada sobre 8.000 interinos.

Los recortes del gasto seguirán impactando en los Presupuestos de las consellerias más sociales de la Generalitat. Entre Educación, Salud y Bienestar Social perderán 689 millones de euros más, si bien Mas-Colell subra-yó que no afectará a los servicios que prestan esos departamentos.

Los intereses de la abultada deuda autonómica, 41.676 millones en 2012, darán un importante bocado a la disponibilidad de gasto: 2.000 millones de euros.