Público
Público

Catalunya pone fin a las cuatro provincias

El Parlament aprueba con los votos del PSC ,ERC e ICV-EUiA la nueva estructura territorial de Catalunya

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El Parlament de Catalunya ha aprobado este martes con los votos a favor de PSC,ERC e ICV-EUiA, y los votos en contra de CiU, PP y el Grupo Mixto, la nueva estructura territorial de Catalunya que supondrá la división del territorio en siete veguerías que sustituirán a las cuatro provincias actuales.

La aplicación completa de la ley no será inmediata ya que es necesario llevar a cabo la modificación de leyes orgánicas, algo que sólo pueden hacer la Cortes. En una primera fase se crearán cuatro veguerías: Barcelona, Tarragona, Lleida y Girona, que reemplazarán a las actuales provincias, y tras las modificaciones necesarias en las Cortes, estas veguerías se subdividirán para crear tres más: Catalunya Central, Terres de l'Ebre y Alt Pirineu i Aran.

El conseller de Gobernación y Administraciones Públicas, Jordi Ausàs, ha afirmado que la aprobación de la ley es un 'hito histórico' para el autogobierno de Catalunya, y pese que ha considerado necesaria la cooperación con el Estado para aplicarla, ha manifestado que representa 'un acto de soberanía y la confrontación del modelo territorial del catalanismo político con el modelo centralizador de las provincias'.

La aprobación de la ley es un 'hito histórico

Montilla ya apuntó en el momento de dar el visto bueno a la norma que el proyecto es 'una reivindicación histórica del catalanismo' y 'un gran paso en el desarrollo del Estatut'. Este proyecto haya tenido un tortuoso camino de elaboración y maduración en el seno del tripartito.

El consejero ha avanzado que, tras su aprobación, el primer objetivo que se fija su consejería es retomar las negociaciones con el vicepresidente tercero del Gobierno, Manuel Chaves, para solicitar las modificaciones legislativas necesarias. 'Es necesaria la colaboración con el Estado y esperemos ser correspondidos', ha sentenciado.

Pese a que el Consell de Garanties Estatutàries dictaminó que una disposición era inconstitucional, y el Tribunal Constitucional (TC) interpretó las disposiciones del Estatut sobre veguerías cuestionando la ley, Ausàs ha asegurado que el texto ha sido enmendado para que tenga un 'encaje jurídico' con el Estatut y las normativas estatales.

El conseller Ausás ha manifestado sentirse 'triste y decepcionado' por la votación en contra de CiU, y ha acusado a la federación nacionalista de votar en contra del proyecto por su 'ansia de combatir del Govern' sea cual sea la ley que éste impulse.

El diputado de CiU Lluís Coromines, que ha pedido al Govern que retirase la ley del pleno, la ha calificado de 'fracaso político y de agresión al autogobierno de Catalunya' porque, a su juicio, genera inseguridad jurídica al aprobarse sin modificar las leyes estatales necesarias.

'Es una división absurda y burocrática que va en contra de los intereses de Catalunya', ha aseverado la diputado del PP Àngels Olano, porque considera que aumenta las estructuras administrativas en tiempos de crisis, y se opone a la doctrina fijada por el TC en su sentencia sobre el Estatut.

Tripartito, CiU y PP, aunque no han coincidido en la aprobación de la ley, sí que han contemplado la posibilidad de que, una vez se hayan creado las siete veguerías, se pueda crear una octava, la del Penedés, que incluiría las actuales comarcas del Baix Penedès, Alt Pendès, y parte de los municipios de l'Anoia. 'Todos sabemos que acabará siendo veguería', ha asegurado sobre el Penedés el diputado de ERC y ponente de la ley, Miquel Ángel Estradé.