Público
Público

Catalunya sufre el cuarto crimen machista desde el inicio de año

El presunto agresor fue detenido poco después de cometer el crimen

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Una mujer de 57 años de edad murió apuñalada en su vivienda de Mollet del Vallès (Barcelona) presuntamente por su compañero sentimental, de 21 años, que fue detenido poco después de cometer crimen. El suceso ocurrió pasado el mediodía en el interior de una planta baja que la pareja compartía en la calle Portugal, situada en el centro de la ciudad.

Efectivos de la policía local de Mollet del Vallès arrestaron al supuesto autor del crimen en el mismo lugar de los hechos y posteriormente lo entregaron a agentes de los Mossos d'Esquadra. El Sistema de Emergencias Médicas (SEM) envió a varias unidades a la zona, aunque los equipos de reanimación no pudieron salvar la vida de la mujer. Los vecinos avisaron a la policía municipal después de escuchar fuertes gritos en el interior de la vivienda.

Los Mossos d'Esquadra han abierto una investigación para aclarar las circunstancias del crimen. Con esta muerte, ya son cuatro las víctimas de violencia machista en lo que llevamos de año en Catalunya, después de los crímenes ocurridos en Girona, L'Ametlla de Merola (Barcelona) y Tarragona.

A estos sucesos, se suma el doble crimen ocurrido en l'Hospitalet de l'Infant (Tarragona) el miércoles pasado. En ese caso, un hombre de 42 años irrumpió en el bar que regenta su exmujer y después de una discusión cometió el doble asesinato. Las víctimas fueron la actual pareja de su exmujer y su exsuegro. Unos días antes, una niña de cinco meses fue asesinada por su padrastro en Valls (Tarragona).

Tras la suma de muertes violentas en el arranque del año del año, responsables de la Generalitat han hecho un llamamiento para que las víctimas de malos tratos o aquellas personas que sospechen que se están cometiendo actos de violencia machista los denuncien al teléfono 016.

El ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad condenó el penúltimo crimen machista, el ocurrido el pasado domingo en Tarragona. En una nota de prensa, la ministra Ana Mato mostró su 'absoluta repulsa' por la muerte de M.R.M., de 41 años, a manos de su excompañero. Ana Mato afirma que impulsará 'reformas para mejorar la protección y evitar así más asesinatos'.