Público
Público

Catalunya sufre el quinto crimen machista desde el inicio del año

Una mujer muere acuchillada en su casa de Santa Coloma de Queralt (Tarragona)

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Una mujer de 33 años murió ayer asesinada en su casa de Santa Coloma de Queralt (Tarragona). Los Mossos d'Esquadra detuvieron en Sabadell (Barcelona) al presunto homicida. Según informó la Policía autonómica, el hombre mantenía una relación sentimental con la víctima, aunque al cierre de esta edición aún no se había podido confirmar si la pareja estaba casada. Se trata del quinto crimen machista en Catalunya en lo que llevamos de año. Transcurridos poco más de 20 días de este 2012, ya se han producido la mitad de los crímenes machistas que se registraron durante todo el año pasado, un total de diez.

Según detallaron los Mossos d'Esquadra, el cadáver de la mujer, de 33 años, fue encontrado ayer por la mañana, hacia las 10.00 horas, en el interior de su vivienda, situada en la pequeña población tarraconense de Santa Coloma de Queralt. Tras el hallazgo del cadáver, que presentaba diversas heridas de arma blanca, los Mossos d'Esquadra abrieron una investigación que permitió detener poco después en Sabadell al presunto autor del homicidio. Se trata de Joan T. P., de 40 años y nacionalidad española, quien se encuentra en comisaria a la espera de pasar a disposición judicial.

El Govern de la Generalitat condenó ayer el crimen y trasladó su pésame a la familia de la víctima. La presidenta del Institut Català de les Dones, Montse Gatell, rechazó 'con contundencia' este nuevo caso de violencia machista. 'Sólo avanzaremos contra la violencia machista cuando eliminemos las barreras de las discriminaciones y de los estereotipos y cuando exista la consciencia social de que esta es una lacra que nos afecta a todos y todas por igual', manifestó Gatell.

Esta nueva víctima supone una muerte machista cada cuatro días y confirma un inicio de año negro. El primer caso del 2012 se registró en Girona el mismo día de Año Nuevo, cuando una mujer ucraniana fue asesinada por su marido, que posteriormente se quitó la vida. A pesar de que desde el entorno familiar de la víctima se aseguró que la pareja se peleaba a menudo, el hombre no tenía antecedentes por maltratos.

Dos días después, la tra­­gedia se trasladaba a l'Atmetlla de Merola (Barcelona), donde una española de 55 años aparecía muerta en su domicilio. Los Mossos detuvieron al marido como presunto autor del asesinato.

Una tercera víctima en Tarragona y otra en Mollet del Vallès, la semana pasada, configuran la nefasta tendencia que amenaza con invertir la tendencia de los últimos años. Entre el 2010 y el 2011, según datos de Interior, el número de víctimas mortales de violencia de género se redujo de quince a diez, pero aumentaron las denuncias por maltrato.