Público
Público

Cayo Lara compara a Zapatero con un pato porque "cada paso que da hace una cagada"

El líder de IU avisa al presidente: si el Gobierno no cambia la política "la ciudadanía acabará cambiando al Ejecutivo"

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El coordinador general de Izquierda Unida, Cayo Lara, comparó hoy al presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, con un pato, porque 'cada paso que daba hacía una cagada, y la última es recortar 50.000 millones del gasto público, especialmente en la política de inversiones y en la tasa de restitución de los trabajadores públicos que se jubilan'.

No obstante, si bien el dirigente de IU descartó una posible dimisión del presidente del Gobierno sí que aconsejó al jefe del Ejecutivo que 'cambie la dirección política', porque la crisis no se va a resolver a base de milagros y 'la ciudadanía acabará cambiando a este Gobierno'.

Lara consideró que la posición en la que se encuentra Zapatero parece a veces producto de 'un equipo de asesores que pretende cargárselo como presidente del Gobierno'. 'Si es que está haciendo caso a las decisiones que está adoptando ese equipo de asesores, porque si las está tomando por su cuenta, es que demuestra mucha insensatez con determinadas medidas que está adoptando', explicó en declaraciones a Punto Radio recogidas por Europa Press.

Dicho esto, valoró que la hipotética moción de censura, a la cual aludió la semana pasada la secretaria general del PP, Maria Dolores de Cospedal, 'tiene que venir acompañada de un plan alternativo' para que se constate su solidez y, en este sentido, manifestó que no ve en el PP 'ninguna propuesta alternativa' adecuada.

De esta forma, cuestionó la situación de los dos grandes partidos mayoritarios y refirió que la pérdida de credibilidad afecta 'no sólo al Gobierno sino el principal partido de la oposición'. 'Lo vemos más en una situación destructiva desde el punto de vista político, que nada ayuda a la imagen del partido, y los resultados están ahí', indicó Lara acerca del PP.

Respecto a la propuesta de redefinición de la jubilación, el coordinador general de IU recordó que la Seguridad Social goza de una muy buena salud y que el ministro de Trabajo, Celestino Corbacho, 'estaba declarando el día 9 de enero que no había ningún tipo de peligro y que no se le pasaba por la cabeza incrementar la edad de jubilación'. 'Ahora es uno de los más firmes defensores y ha dicho que aunque los sindicatos se movilicen y salgan a la calle, no van a ceder', añadió.

En este sentido, denunció que se pretenda subir hasta los 67 años la edad en que 'un albañil o un campesino' puede optar a la prestación por la jubilación, cuando 'tenemos cuatro millones de parados' que son la solución. 'Si le damos empleo a esos cuatro millones habrá cotizaciones a la seguridad social y no será necesario ese incremento', argumentó.