Público
Público

Cayo Lara culpa a López de Uralde de no haber querido la unidad con IU

El coordinador defiende su "apuesta total y sincera" de sumar a otras fuerzas el 20-N // "La suma multiplica y la resta puede dividir", advierte

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El tiempo para notificar a la Junta Electoral la formación de coaliciones para el 20-N se apagó la pasada medianoche. Izquierda Unida se siente plenamente satisfecha del camino recorrido, porque ha logrado trabar acuerdos con otras 12 fuerzas. Pero no estará Equo.

Cayo Lara y su equipo no se sienten responsables, porque hicieron una “apuesta total y sincera” por integrar al partido de Juan López de Uralde en una candidatura. Se dirigieron a él “a sabiendas de que había dicho”, ya en enero y en Público, que rechazaba la convergencia. Y finalmente “no ha querido la unidad”. “Que nadie diga ni pretenda decir que IU no ha hecho todo el esfuerzo posible para que esa alianza, también con Equo, se produjera”, afirmó categórico ayer viernes el coordinador federal, quien también destacó que “todo lo que ha logrado sumar” su formación pesa mucho más que quienes se han apartado.

'Que nadie diga que IU no ha hecho todo el esfuerzo para que esa alianza se produjera'

Lara refrendó su tesis de que la “atomización de la izquierda” sólo contribuye a su debilitamiento. “La suma multiplica y la resta puede dividir, pero sobre todo divide las esperanzas de los ciudadanos. Luchamos contra poderes que traspasan las fronteras de los Estados”, advirtió, grave.

El candidato se acompañó ayer de sus responsables federales de Programa, Marga Ferré, y Acción Política, José Luis Centella, para presentar la Asamblea Federal de Convocatoria Social, que arranca hoy sábado en Madrid. En ella, unos 700 delegados –entre un 35% y un 40% no tendrá carnet de IU– debatirán más de 500 aportaciones llegadas de toda España, y en cuya elaboración han participado 15.300 personas. Ferré resaltó dos aspectos del debate visto en las últimas semanas: el volumen mayor de 'propuestas políticas', más que programáticas, y la 'gran unidad' en los temas, lo que probaría que 'IU está muy cercana a la gente'. Mañana domingo se votarán el programa y las candidaturas. Y se ratificará a Lara como número uno de la coalición estatal que operará bajo la marca La Izquierda.

'Somos la izquierda que suma y crece', dice Centella; IU irá al 20-N con otras doce fuerzas

Al final, el 20-N concurrirán en la alianza IU, EUiA –su etiqueta en Catalunya–, ICV, Chunta Aragonesista, Socialistas Independientes de Extremadura (Siex), Batzarre, Federación Los Verdes, Gira Madrid-Los Verdes, Els Verds del País Valencià, Els Verds-Opció Verda de Catalunya, Canarias por la Izquierda, Iniciativa por El Hierro y el Partido Democrático y Social de Ceuta. Se cae de la lista Socialistas por Tenerife –una escisión del PSOE en la isla– que se unirá a Equo y a la Alternativa Sí Se Puede, ya que se resistían a que los votos de la entente computasen a IU. 

“Somos la izquierda que suma y crece”, la que representa a una “izquierda plural, abierta y amplia”, sostuvo Centella. El también líder del PCE y cabeza de lista de IU por Sevilla abundó en el calado de la convocatoria social, que tendrá su continuidad más allá del 20-N. “No es un encuentro de iluminados, sino de luchadores, de la gente que combate los desahucios, el paro, de los que piden democracia real”.

Un guiño evidente al 15-M. IU ha llevado a algunos de sus integrantes a puestos de salida. A los nombres conocidos de Alberto Garzón –uno al Congreso por Málaga– y Adoración Guamán –cabeza de lista al Senado por Valencia–, la federación suma los de Raúl García (Granada), Javier Gutiérrez (Valladolid) y Antonio Yeste (Albacete) en la Cámara Baja.

Caso especial es el de Murcia. Allí, IU, Equo y el Movimiento por Santomera han renunciado a presentar candidatura para el Senado. Han concedido soporte jurídico a una plataforma ciudadana para evitarles la recogida del 1% de avales. ¿En qué se sustancia? IU y Equo firman la coalición electoral de carácter instrumental, pero en la práctica ambas se retiran para que los ciudadanos presenten lista. Esta próxima semana se elegirá definitivamente candidato en primarias. Uno de los aspirantes es el activista José Coy. 


Ángel García Calle fue en las pasadas elecciones autonómicas del 22 de mayo como número tres de IU por Badajoz. No logró escaño –la federación obtuvo dos–. El Gobierno de la Junta, de José Antonio Monago (PP) , lo ha nombrado director del Observatorio de Empleo del Servicio Extremeño Público de Empleo (Sexpe). 

IU Extremadura, en un comunicado lanzado ayer, desvinculó la designación de García Calle. 'Considera este nombramiento dentro de la esfera profesional y personal de García Calle, se desvincula de esta designación y se desmarca de sus posibles interpretaciones políticas', afirmó la federación. Alegó que el candidato del 22-M fue letrado externo del Ayuntamiento de Montijo cuando era alcalde Alfonso Pantoja, actual director gerente del Sexpe. 

'Es afiliado a IU, sí. Es un abogado que se ha buscado la vida y lo hizo bien en Montijo. Nosotros no tenemos nada que ver', se excusaba a Público Pedro Escobar, líder de IU Extremadura y diputado autonómico. '¿Un afiliado nuestro no puede trabajar para el Banco Santander, por ejemplo? No es contradictorio. ¿Queremos que todos los cargos públicos vayan con el carné en la boca? El PP busca profesionales válidos, y él es un profesional, una abogado que ejerce su profesión'.  

Desde el PSOE, su portavoz, María Murillo, calificó la polémica de 'un nuevo episodio de la pinza de PP e IU. No nos causa ninguna extrañeza. Tienen un pacto de Gobierno sin entrar en el Gobierno'. Murillo recordó que el pasado 28 de septiembre IU apoyó al PP en el nombramiento de la nueva directora general de la Corporación Extremeña de Medios Audiovisuales (Cexma), Beatriz Maesso. Escobar, en ese punto, subrayó que pactó con el PP siete puntos de reforma integral de la televisión extremeña (más producción propia, transparencia, reducción del organigrama, programación infantil y educativa... y una nueva ley del ente público). 

 

Cayo Lara, durante su rueda de prensa de ayer, aprovechó para introducir la posición de IU en un importante tema de coyuntura: el la instalación de parte del escudo antimisiles de EEUU en Rota (Cádiz). El coordinador y candidato presentó una carta abierta 'a los votantes del PSOE y de la izquierda' [descargar aquí]. En ella, explica el acuerdo Madrid-Washington y reclama a los electores que se 'rebelen cívicamente' contra 'las actuaciones despóticas' del Ejecutivo de José Luis Rodríguez Zapatero. 'El Gobierno del PSOE se ha habituado a tomar decisiones de enorme trascendencia en el último minuto y a burlar consultas populares como la de la OTAN del año 1986, sin consulta a las Cortes y aún menos al pueblo. No ha entendido nada de aquello que está clamando la ciudadanía en las calles no es otra cosa que DEMOCRACIA [sic]'. 

Lara explica en la carta que, con la decisión anunciada por el presidente el miércoles, España se convierte 'en uno de los países del mundo que apuestan por el rearme, con el consiguiente aumento del gasto militar', justo cuando su preocupación debería ser procurar el cumplimiento de los Objetivos del Milenio. El coordinador también combatió la tesis de que se crearán en la bahía de Cádiz mil puestos de trabajo. 'Parece mentira que utilicen un argumento tan nimio. No sé a quién pretenden engañar'. IU seguirá exigiendo que se convoque lo antes posible la Diputación Permanente, por mucho que no haya precedentes de que se reúna con las Cortes disueltas. 'Sería terrorífico que este país vaya a unas elecciones sin un debate parlamentario'.