Público
Público

Cayo Lara da hasta febrero para resolver las luchas internas en IU

Los 'gasparistas' votan en contra y dicen que las peleas no se zanjan "por decreto"

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Aunque la dirección federal de IU vive instalada en la calma desde la IX Asamblea (noviembre de 2008), los conflictos persisten en las federaciones. El coordinador, Cayo Lara, ha intentado ponerles fin en varias ocasiones, pero el último paso parece definitivo. Este lunes, en la reunión de la ejecutiva, trasladó a través de su secretario de Organización, Miguel Reneses, que las peleas internas debían zanjarse antes del 5 de febrero, fecha del siguiente Consejo Político Federal, máximo órgano de dirección. El aviso ya estaba implícito, defienden sus colaboradores, en el informe de la Presidencia Ejecutiva, del pasado 11 de diciembre, cuando prometió promover una 'opinión colectiva sobre cada uno de los que hoy están sobre la mesa para actuar con la máxima celeridad y consenso'. 

La decisión sublevó a IU Abierta –el sector próximo a Gaspar Llamazares–, que no había sido 'prevenida', ya que esta cuestión se dejó para el punto final, el de varios. Este sector de la federación votó por primera vez en contra en una ejecutiva –en concreto, fueron los dirigentes Inés Sabanés, Antonio Cortés y Serafín Llamas– y ayer martes lanzó un contundente comunicado interno de protesta.

Las tensiones se focalizan, primero, en Asturias, entre el PCE y la cúpula de IU, gasparista, que colea desde 2006. Está próximo el acuerdo entre los responsables de IU en Oviedo con la candidatura comunista que en 2007 se presentó por separado, Asamblea Ciudadanos por la Izquierda, liderada por Roberto Sánchez Ramos, Rivi, y que logró un concejal. La ejecutiva federal quiere que ese principio de pacto 'sea extensible' a otros municipios y también 'al conjunto del Principado'. El problema, arguyen fuentes de IU Abierta, es que el PCE ya ha anunciado que competirá con listas distintas en varias localidades, como Noreña, Langreo o Mieres. En la comunidad las relaciones siguen muy envenenadas con un PCE que dirige Francisco de Asís Fernández Junquera. 'En Asturias, el partido se mantiene insumiso y rebelde a lo que dice [José Luis] Centella [secretario general de los comunistas], y lo que pretende es atacar y destruir IU, además de dejar fuera a más de un millar de militantes. Lo que no puede ser es que la voluntad de uno se imponga a la de nueve. El problema, por tanto, lo tiene el PCE consigo mismo, aunque pretendan disimular el asunto escurriendo el bulto a IU', apunta un responsable gasparista, que advierte de que el federal no debe intervenir, pues las decisiones corresponden al territorio asturiano. 

El segundo foco es Extremadura, el conflicto se produce entre la dirección regional (capitaneada por Pedro Escobar) y el ala del PCE que encabeza su secretario general, Cristóbal Guerrero.  El tercer agujero negro es Jaén, entre la dirección regional y la corriente crítica, afín a Julio Anguita.

IU Abierta avisa de que no admitirá 'injerencias en las federaciones' –recuerda que no las hubo cuando se tumbó a Inés Sabanés en Madrid– y que no se pueden resolver los conflictos 'por decreto'.'La queja es por el procedimiento. Hay que negociar con las federaciones y cerrar acuerdos en los casos en los que hay entendimiento. Si se abre un proceso de negociación, estamos de acuerdo', comentaba ayer uno de los asistentes a la reunión del lunes, que según varias fuentes, resultó bastante tensa.

Reneses alegó que sí había alertado a los gasparistas y que no busca 'imponer' una solución, sino 'acordar y convencer', ya que la 'unidad' en IU es la 'mejor garantía para un buen resultado electoral'. 'Somos una dirección que respeta la federalidad, pero esa federalidad también significa respetar los estatutos federales. Y tenemos opinión de cada cosa que sucede en IU. Queremos dar una orientación, convencer a las federaciones, no inhibirnos. Somos una dirección valiente, queremos actuar', rubricó el secretario de Organización. Otro responsable utiliza los verbos 'incidir, empujar' en las federaciones para que se resuelvan ya las cuitas internas, máxime cuando ahora todas las encuestas señalan la subida de IU –hasta el 7,5%, según el último Publiscopio de diciembre de 2010–. 'Hay algunos que aún no han hecho una lectura de la IX Asamblea', apunta.

Si nada lo remedia, el 14 de enero de 2011 se cerrará el bar Marx Madera de Madrid, sede de sendas agrupaciones locales del PCE y de IU. Sobre el local, alquilado al Comité Regional de los comunistas madrileños, pesa una orden judicial de desalojo por extinción del contrato. Marx Madera, también laboratorio político, abrió en mayo de 1983 y desde entonces ha organizado exposiciones, tertulias, conciertos... Anoche, los dirigentes de IU Cayo Lara y Marga Ferré y Felicitas Vázquez, del PCE, acudieron al bar para protestar contra el cierre.